El Seris va a pagar un complemento retributivo al personal médico residente de último año y al personal de enfermería residente que está asumiendo funciones de especialista en la lucha contra el COVID-19, asegurando la igualdad retributiva entre estos profesionales en formación y el personal especialista que realizan funciones similares en esta crisis sanitaria.

El avance de la pandemia y la necesidad de contar con efectivos asistenciales, especialmente profesionales médicos y de enfermería suficientes para asistir a todas las personas afectadas por el virus COVID-19, llevó a adoptar algunas medidas y la prioritaria fue asignar al personal médico residente en formación de último año y al personal de enfermería residente en formación funciones de profesionales titulados.

Ambos colectivos ya están trabajando en los centros de atención especializada y primaria del sistema público de salud de La Rioja, por lo que conocen las dinámicas de trabajo y los protocolos de actuación, por lo que cuentan con alto grado de capacitación.

Se ha alojado en la Intranet/Documentación/Coronavirus un anexo del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales en el que se abordan, entre otros, los siguientes contenidos:

  • Equipos de Protección Individual en la infección por SARS-CoV-2.
  • Recomendaciones para uso extendido y reutilización limitada de la mascarilla (FFP2/FFP3, N95, KN95) y para uso de pantallas de protección.
  • Orden de colocación de EPIs.
  • Orden de retirada de EPIs.
  • Estudio y seguimiento de contactos profesionales.
  • Registro de contactos profesionales con caso sospechos/confirmados COVID-19.

Anexo 1. SPRL

Puesta y retirada de los EPIS para habitación con pacientes con COVID-19

Objetivos diarios de nuestro psicólogo José Luis Jalón para sentirse mejor en esta situación diferente para los trabajadores del sector sanitario que son diferentes.

He intentado reforzar una serie de fortalezas que tú ya tenías. En el caso de hoy ese poder, esa capacidad es tuya, desde que el ser humano se parece a lo que entendemos hoy en día que es.

Decimoctava Fortaleza) Utilizar el miedo adecuado

Parece que cuando hace unos 12000 años, los seres humanos abandonamos las cuevas y empezamos a establecernos en poblados, pasamos de ser exclusivamente cazadores y recolectores, a domesticar animales y cultivar la tierra. Como cazadores, habíamos desarrollado estupendos mecanismos, que servían para, o bien atacar a un mamífero y alimentarnos con su carne y cubrirnos con sus pieles, o bien, correr todo lo que nuestros ancestros podían, para escapar de una presa a la que si no vencían trataría de aniquilarles. Para eso su corazón de cazadores empezaba a aumentar el bombeo de sangre, su cuerpo comenzaban a respirar más rápido para oxigenarse mejor, se tensaban sus músculos e incluso sudaban para refrigerarse, atendiendo al esfuerzo físico que iban a realizar. En definitiva su cuerpo les preparaba para el combate o el escape. Como a medida que éramos más cultivadores y ganaderos, ya no necesitábamos esos subidones de alerta, unos cuantos años después llegaron unos tipos raros que eran los primeros psiquiatras y psicólogos y empezaron a diagnosticar dolencias de la mente, que se parecen a lo que hoy entendemos por ansiedad.

Nuestro sistema nervioso llevaba preparándose para esas situaciones unos 300.000 años, desarrollándose y adaptándose y es tan perfecto y sofisticado, que a fecha de hoy si ves una serpiente venenosa delante de ti, tu parte más humana del cerebro “dejará de funcionar por unos instantes”, porque no tienes que pensar, simplemente tienes que quedarte inmóvil hasta que pase, o moverte muy despacio si empiezas a estar fuera de su radio de mordedura.

Cualquier respuesta de miedo en la naturaleza de nuestros antepasados tenía su función, para conseguir algo provechoso. En estas circunstancias que vivimos, después de miles de años de evolución tenemos que enfrentarnos a un depredador que la ciencia convertirá en presa, pero mientras tanto te planteo ¿qué vas a hacer para que tu vida ahora sea lo más provechosa posible? y, cuando termine el día, valora de 0 a 10 cómo te has sentido. Tu sistema nervioso trata de sacar lo mejor posible de cada situación, no funciona ante todos los peligros igual, pero quizás ahora tu mente, que no está anulada, haga que tu comportamiento no sea tan bueno para ti.

Recuerda nunca te quedes quieto delante de un cocodrilo y nunca intentes asustar a una serpiente venenosa. Digamos que “el hombre de las cavernas” no nos lo recomienda.

Gracias por tu trabajo de todos los días del año, no sólo de hoy

Hasta mañana.

En el Sistema Nacional de Salud, el número de casos confirmados con infección por SARS-CoV-2 asciende a 195.944 de los que 20.453 han fallecido y 77.357 personas ya se han curado, según datos del Ministerio de Sanidad de ayer.       

La Rioja

Ayer se notificaron 39 nuevas altas de COVID-19 en las últimas horas, con lo que el número total de altas epidemiológicas asciende a 1.816. Por contra, en La Rioja se han notificado cinco nuevos decesos y la cifra total de fallecidos con COVID-19 ya es de 277 personas.

El número de casos activos con COVID-19 en La Rioja es de 1.612, de ellos 255 se encuentran ingresados en hospitales de La Rioja, con 233 ingresados en planta y 22 en la UCI.

Desde el inicio de la pandemia, se han descartado 9.173 casos sospechosos, y se han atendido 16.717 llamadas relacionadas con COVID-19 en el teléfono de Salud Responde 941 29 83 33.

Por otra parte, los equipos de intervención ante casos de COVID-19 han realizado ya 3.369 frotis en domicilios y residencias. Y hay que contabilizar además 4.188 PCR en el Centro de Diagnóstico Móvil del CIBIR de Logroño

La Rioja acumula, de acuerdo al nuevo criterio del Ministerio de Sanidad, 3.705 casos confirmados de COVID 19.

Más información en https://actualidad.larioja.org/coronavirus/datos con información y gráficas actualizadas sobre evolución del COVID-19 en La Rioja.

Seguro que no hubieran imaginado, ni en sueños, que iban a retornar a sus centros de trabajo, una vez que habían alcanzado esa edad que nos asegura una más que merecida jubilación. 

Pero lo que son las cosas.... esta pandemia lo ha trastocado todo. Y demostrando un alto sentido de la responsabilidad, de deber y la necesidad de ayudar, recaló un nutrido grupo de profesionales voluntarios (médicos, enfermeras...) en las primeras semanas de la pandemia; un colectivo que está dando lo mejor de sí para colaborar en las tareas que les encomiendan o para apoyar en áreas especificas bien conocidas por ellos.

Desde esta sección queremos agradecerles profundamente su generosidad en este momento tan confuso y difícil porque han resultado esenciales para nosotros y un placer verlos de nuevo en acción.

Fuisteis un gran ejemplo como personal en activo pero ahora tenéis nuestro más absoluto reconocimiento.

¡Un merecido aplauso a estos compañeros ya jubilados!

Afortunadamente hay algunos indicadores que nos dan esperanzas para vislumbrar una tímida involución de la pandemia...  si bien los casos activos siguen siendo elevados en nuestra comunidad, en los hospitales se registran diariamente menos ingresos en planta y en UCI por COVID-19 y la presión asistencial también se ha aliviado en Atención Primaria. No significa que debamos bajar la guardia ni que la pandemia haya retrocedido, pero se ve la luz...

Si la tendencia sigue, continuaremos recuperando espacios ahora cedidos al nuevo coronavirus y retornaremos a una ansiada situación de normalidad.

Mirando atrás, el esfuerzo ha sido y sigue siendo titánico y los profesionales habéis sido los verdaderos artífices en la convulsión de todo el sistema sanitario para dar una ágil y memorable respuesta.

Aun queda camino por recorrer pero empezamos un alentador descenso.

GRACIAS

Alberto Lafuente. Director del Área de Salud de La Rioja