El Seris va a pagar un complemento retributivo al personal médico residente de último año y al personal de enfermería residente que está asumiendo funciones de especialista en la lucha contra el COVID-19, asegurando la igualdad retributiva entre estos profesionales en formación y el personal especialista que realizan funciones similares en esta crisis sanitaria.

El avance de la pandemia y la necesidad de contar con efectivos asistenciales, especialmente profesionales médicos y de enfermería suficientes para asistir a todas las personas afectadas por el virus COVID-19, llevó a adoptar algunas medidas y la prioritaria fue asignar al personal médico residente en formación de último año y al personal de enfermería residente en formación funciones de profesionales titulados.

Ambos colectivos ya están trabajando en los centros de atención especializada y primaria del sistema público de salud de La Rioja, por lo que conocen las dinámicas de trabajo y los protocolos de actuación, por lo que cuentan con alto grado de capacitación.