El pasado lunes se alojó en la Intranet el documento "Prevención y Control de la Infección por coronavirus SARS-CoV-2 ante la apertura paulatina de Consultas Externas", por el descenso de casos COVID-19.

Entre las medidas de control de infección en consultas externas y pruebas diagnósticas en la reapertura, destaca que la citación se realice según la capacidad de asientos disponibles para que se respeten las distancias recomendadas y evitar las esperas prolongadas en dichas salas.

Se contactará telefónicamente con los pacientes citados el día anterior a la consulta, para asegurar que no presentan fiebre ni sintomatología respiratoria; indicándoles en caso de presentar síntomas no acudir a la consulta.

Es preferible que el paciente acuda sin acompañante a no ser que resulte imprescindible (menores ó personas dependientes).

Además se facilitarán instrucciones para los pacientes, sobre higiene de manos, uso de mascarilla y distancias de seguridad y se dispondrán las bancadas de forma que se mantenga una distancia de seguridad de 1,5 m, y en la misma dirección para evitar que se encuentren enfrentados.

Enlace al documento

Nos ha gustado mucho este trabajo audiovisual que nos llega desde el Servicio de Urgencias del Hospital San Pedro, con motivo del Día de la Madre, en el que participan algunos de los profesionales que allí trabajan. Ya está colgado en nuestra carpeta denominada Agradecimientos en tiempos de pandemia, en la portada de www.riojasalud.es

El coordinador médico del Centro de Salud de Nájera, Tomás Gómez, y responsable del Grupo de Trabajo de Respiratorio de Semergen, nos envía un vídeo sobre el Día del Asma, efeméride que cada primer martes de mayo se visibiliza. En esta edición, en plena crisis por el coronavirus, tranquiliza a la población asmática, en relación al COVID 19, ya que no está particularmente afectada ni es más susceptible de padecer la infección, según los estudios en torno a esta patología.

En el Sistema Nacional de Salud, el número de casos confirmados con infección por SARS-CoV-2 asciende a 219.329 (confirmados por test PCR) de los que 25.613 han fallecido y 123.486 personas ya se han recuperado, según datos del Ministerio de Sanidad de ayer.        

La Rioja

Ayer se notificaron 33 nuevas altas de COVID-19 y el número total de personas dadas de alta asciende a 2.345. La Rioja notificó ayer un fallecimiento por coronavirus, por lo que se eleva a 336 la cifra total de fallecidos con COVID-19. El número de casos activos con COVID-19 en La Rioja es de 1.286; de ellos 108 se encuentran ingresados en hospitales: 96, en planta y 12, en la UCI.

El número reproductivo básico (RO), que mide el promedio de contagios causados por un individuo afectado, es de 0,49. Desde el 8 de abril, La Rioja viene manteniendo un número reproductivo por debajo de 1.

Desde el inicio de la pandemia, se han atendido 18.811 llamadas relacionadas con COVID-19 en el teléfono de Salud Responde 941 29 83 33. Los equipos de intervención domiciliaria han realizado 3.852 intervenciones. El centro de diagnóstico del CIBIR suma 6.253 pruebas y respecto a los itinerantes, 1.924, el de Rioja Alta y 471, el de Rioja Baja.

La Rioja acumula 3.967 casos confirmados de COVID-19.

Más información en https://actualidad.larioja.org/coronavirus/datos con información y gráficas actualizadas sobre evolución del COVID-19 en La Rioja.

Estrella Melús López. Psicóloga. Departamento de enfermedades Infecciosas.

Con la irrupción en nuestras vidas del COVID-19, se ha incrementado en las personas la preocupación sobre cómo protegerse. Esta situación se agudiza en pacientes que sufren enfermedades crónicas aumentando las conductas de hipervigilancia por miedo al contagio, más si cabe, que en la población general.

Ante esta situación excepcional sería recomendable llevar a cabo una serie de pautas:

  • Fomentar las técnicas de afrontamiento que las personas con enfermedades crónicas han ido desarrollando en el transcurso de su enfermedad (manejo de emociones, búsqueda de soluciones y apoyos).
  • Adaptar de manera progresiva la vuelta a lo que era normal (salidas cercanas al domicilio y de corta duración, solo desplazamientos necesarios). Las medidas de protección como el distanciamiento y la higiene, son aplicables a toda la población y son la guía para ello.
  • Continuar con los autocuidados y mantener los hábitos saludables
  • Mantener la medicación pautada, reforzando la adherencia.
  • Identificar los miedos, preocupaciones y pensamientos que generan malestar y verbalizarlos a los contactos sociales y familiares y a los profesionales de la salud.
  • Centrarse en lo que se puede hacer (horarios, alimentación, actividades adecuadas).
  • Mantener el contacto social y el apoyo mutuo, siguiendo las recomendaciones médicas y las posibilidades de cada fase de “desescalada”.
  • Seguir el protocolo establecido para acceder al Centro de Salud, Hospital, Farmacia Hospitalaria, en cuanto medidas de prevención.

El seguimiento multidisciplinar (médico, enfermería, psicólogo) mantenido durante el confinamiento y las pautas que los pacientes crónicos ya tiene incorporadas para el adecuado manejo de la enfermedad, van a ayudar a que la desescalada se realice de forma progresiva incidiendo de forma efectiva en el ajuste y la calidad de vida y en la seguridad emocional para afrontarla.

Escritores, sociólogos, filósofos o economistas hablan de cómo nos puede cambiar esta pandemia, qué priorizaremos en el futuro o de qué forma serán las relaciones entre las personas y las sociedades.  Entre todas las opiniones, unas invitan más al optimismo que otras, me quedo con una que prevalece y es que nuestra sociedad será más solidaria; una conclusión esencial de esta inusual experiencia es que somos vulnerables y frágiles, es decir, precisamos del apoyo mutuo, de la colaboración, del altruismo y generosidad.

GRACIAS

Alberto Lafuente. Director del Área de Salud de La Rioja