El 13 de diciembre de 2014 entro en vigor el Reglamento 1169/2011 de la UE de información al consumidor, que ha introducido cambios importantes en la información que deben proporcionar los operadores alimentarios a sus clientes.

Así, en la actualidad, todos los alimentos envasados ​​deben indicar en la etiqueta la presencia de ingredientes específicos, que la UE ha identificado como causantes de reacciones alérgicas en ciertas personas o para individuos que pueden ser intolerantes.

En el etiquetado se indicará en la lista de ingredientes y se destacará el nombre de la sustancia a través de una composición tipográfica que la distinga claramente del resto de la lista de ingredientes, por ejemplo, por medio de la fuente, el estilo o el color de fondo.

A modo de ejemplo, esta podría ser parte de la etiqueta de un alimento envasado:

Ingredientes: Harina de trigo, chocolate con leche (azúcar, pasta de cacao, leche en polvo, emulgente (lecitina de soja), azúcar, aceite de girasol, huevos, gasificante (bicarbonato sódico), aroma (trigo), suero de leche en polvo.


Pero además, bajo las nuevas normas, la obligación de poner de relieve el uso de cualquiera de estas sustancias en la producción de un alimento se ha extendido a los ALIMENTOS NO ENVASADOS (venta al consumidor final, colectividades o envasados en el punto de venta).

¿A quién afecta esta exigencia? ¿Cuál es su alcance?

Los alimentos que sirven bares y restaurantes, los alimentos que solicita el consumidor en el punto de venta (pasteles, alimentos a granel, panes, embutidos…) y los alimentos que se suministran sin envasar a colectividades (colegios, hospitales…) deben de proporcionar información sobre si contienen algún alérgeno.

¿Cuáles son los alérgenos sobre los que debe ofrecerse información?

Los alérgenos sobre los que debe informarse de su presencia en el alimento, son 14.

Altramuces

Pueden encontrarse en semillas y harinas, y también en algunos tipos de pan, pasteles y pasta, etc.

Apio

Incluye los tallos, hojas, semillas y raíces.También puede encontrarse en sal de apio, ensaladas, algunos productos cárnicos, sopas o salsas, etc.

Cacahuetes

Además de en las semillas, pastas (mantecas), aceites y harinas, puede encontrarse en galletas, chocolates, currys, postres, salsas, etc.

Cereales que contienen gluten

Incluye el trigo (también la espelta, el Kamut), el centeno, la cebada y la avena. Además se puede encontrar en alimentos elaborados con harina, como la levadura para hornear, masas, pan, pan rallado, tartas, couscous, productos cárnicos, pasta, pastelería, salsas, sopas y alimentos enharinados. Debe declararse el cereal. Es voluntario indicar la presencia de gluten junto al nombre del cereal.

Crustáceos

Incluye cangrejos, langostas, gambas, langostinos, carabineros, cigalas, etc. Además se puede encontrar en cremas, salsas, platos preparados, etc.

Frutos de cáscara

Incluye las almendras, avellanas, nueces, anacardos, pacanas, nueces de Brasil, de macadamia, etc. Además se puede encontrar en panes, galletas, postres, helados, mazapán, salsas o aceites de nueces, etc.. En muchos platos asiáticos como currys se utilizan almendras picadas.

Granos de sésamo

Además de en las semillas (granos), pastas (tahine o pasta de sésamo), aceites y harinas, se puede encontrar en panes, colines, humus, etc.

Huevos

Además de en el huevo y derivados (productos a base de huevo), se puede encontrar en tartas, algunos productos cárnicos, mayonesa, mousses, pasta, quiches, platos preparados, salsas y alimentos decorados con huevo, etc.

Leche

Además de en la leche y sus derivados como la mantequilla, queso, nata, leche en polvo, yogures, etc, se puede encontrar en alimentos glaseados con leche, sopas en polvo y salsas, etc.

Moluscos

Incluye los mejillones, almejas, caracoles de tierra, ostras, bígaros, chirlas, berberechos, etc. Además se puede encontrar en cremas, salsas (Ej: salsa de ostras), platos preparados o como ingrediente en los guisos de pescado, etc.

Mostaza

Además de en semillas, en polvo o en forma líquida, se puede encontrar en algunos panes, currys, marinados, productos cárnicos, aliños de ensaladas, salsas y sopas, etc.

Pescado

Además de en el pescado y derivados (productos a base de pescado), se puede encontrar en salsas de pescado, pizzas, aliños para ensaladas, cubos de sopa, etc.

Soja

Además de en las semillas (habas), salsas (salsa de soja), pastas, aceites y harinas, se puede encontrar en el tofu, pasta miso, postres, helados, productos cárnicos, salsas y productos para vegetarianos, etc.

Sulfitos/dióxido de azufre

Se utilizan como conservantes en crustáceos, frutas desecadas, productos cárnicos, refrescos, vegetales, vino y cerveza.

¿Cómo debe ofrecerse la información?

La información debe estar disponible y ser fácilmente accesible, de forma que el consumidor esté informado de que el alimento plantea cuestiones relativas a las sustancias o productos que causan alergias e intolerancias. Por lo tanto, no es posible limitar la información sobre las sustancias o los productos que causan alergias o intolerancia a los casos en que la pidan los consumidores.

La información sobre los alimentos que pueden provocar alergias o intolerancias podrá proporcionarse oralmente, pero siempre se dispondrá de ella de forma escrita o en soporte electrónico en el mismo establecimiento.

Por Real Decreto 126/2015 de 27 de febrero, se regulan los medios que podrán utilizarse para presentar estas menciones obligatorias o partes de las mismas y, en su caso, su forma de expresión y presentación, las distintas modalidades posibles de presentar la información son:

  1. En etiquetas adheridas al alimento en el caso de que éste se haya envasado previamente.
  2. Rotulada en carteles colocados donde los alimentos se presenten para su venta tanto en el caso de alimentos previamente envasados siempre que la venta se realice con vendedor, como el caso de alimentos que se suministran sin envasar o se envasan en el lugar de venta a petición del comprador.
  3. Mediante otros medios apropiados (por ejemplo: un menú o carta, un recetario de los productos que se comercializan en el establecimiento, información oral), siempre que estén accesibles para el consumidor antes de que finalice el acto de compra y no supongan un coste adicional. Debe indicarse en estos casos de forma fácilmente visible y accesible para los consumidores, el lugar del establecimiento donde pueden obtener ésta información o a quién deben dirigirse para solicitarla. Si dentro del establecimiento existen distintas secciones en las que se suministran alimentos sin envasar, la indicación relativa a cómo obtener la información sobre alérgenos, debe estar disponible en cada una de las secciones.
  4. En el caso de venta a distancia (por ejemplo la efectuada mediante pedido telefónico a un establecimiento de comida para llevar), la información sobre alérgenos se debe proporcionar siempre sin coste adicional, antes de realizar la compra, por teléfono o por la página web, y de forma escrita en el momento de la entrega del alimento.

Para más información, puede consultar esta guía:

GUÍA DE APLICACIÓN DE LAS EXIGENCIAS DE INFORMACIÓN ALIMENTARIA DE LOS ALIMENTOS QUE SE PRESENTEN SIN ENVASAR PARA LA VENTA AL CONSUMIDOR FINAL Y A LAS COLECTIVIDADES, DE LOS ENVASADOS EN LOS LUGARES DE VENTA A PETICIÓN DEL COMPRADOR Y DE LOS ENVASADOS POR LOS TITULARES DEL COMERCIO AL POR MENOR