El pasado viernes se desplegaron dos dispositivos especiales de vacunación en Logroño, uno en el Polideportivo de Lobete y otro en el aparcamiento del Palacio de los Deportes, para continuar con la campaña de vacunación frente a la COVID-19 al grupo de grandes dependientes no institucionalizados, pertenecientes al Grupo 4 de los colectivos priorizados en la Etapa 1, según la Estrategia de Vacunación del Ministerio.

Todas las personas, más de 500 grandes dependientes, fueron contactadas para que acudieran a esta cita a través de COVID Responde. En el despliegue de este doble dispositivo, con la cesión de ambos espacios por parte del Ayuntamiento, participaron 15 enfermeras, voluntarios de Cruz Roja, y personal de apoyo de los propios polideportivos.