Para hacer frente a la transmisión comunitaria de la COVID-19 en La Rioja, se han suspendido hasta nueva orden las visitas a los pacientes hospitalizados en el Hospital San Pedro de Logroño.

Como desde el inicio de la pandemia, los pacientes COVID están en total aislamiento, sin acompañante.

El resto de pacientes no COVID, en aquellos casos en los que resulte IMPRESCINDIBLE la presencia de un acompañante con el paciente (menores, dependientes o personas con necesidades especiales), este será siempre el mismo y deberá registrarse al ingreso en el Servicio de Admisión de Enfermos para su correcta identificación por el personal de planta y facilitar la trazabilidad de personas que acuden al Hospital.

Al ingreso de los pacientes, tanto en Urgencias como en Admisión general, todos los pacientes deberán identificar a su acompañante (nombre, apellidos, DNI, paciente al que acompaña y teléfono de localización), que será el mismo durante toda la estancia del paciente, al que se le entregará un documento de autorización sellado y firmado. Este documento deberá portarlo en todo momento para justificar su presencia en el Hospital al personal sanitario y no sanitario que se lo solicite.

El acompañante de cada paciente permanecerá en todo momento dentro de la habitación, deberán llevar en todo momento la mascarilla y deberá guardar la distancia de seguridad y lavarse las manos con frecuencia. Cualquier situación en la que no se cumpla esta normativa se avisará a Seguridad en caso de requerirlo.