El Servicio Riojano de Salud y Fundación Rioja Salud han concedido, por segundo año consecutivo, las ayudas que en, esta ocasión, han recaído en cuatro facultativos del SERIS y una investigadora de FRS que se formarán en centros de referencia como el Hospital Vall d´Hebron de Barcelona, el hospital Universitario Marqués de Valdecilla o el Instituto de Biomedicina de Sevilla.

La consejera de Salud, María Somalo, entregó los diplomas acreditativos a los cinco profesionales del ámbito de la salud que han resultado beneficiarios de la segunda convocatoria de ayudas para formación en centros de excelencia de Fundación Rioja Salud y el Servicio Riojano de Salud. En el acto, que ha tenido lugar en el Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR), han participado también el director-gerente de FRS, Sergio Martínez Astola, y la gerente de Atención Primaria, Paula Guerrero.

Las ayudas de esta segunda convocatoria han recaído este año en Eva Gómez, investigadora del grupo de proliferación y diferenciación en cáncer de pulmón, que realizará su estancia en el Instituto de Biomedicina de Sevilla y en la Universidad Pablo Olavide de Sevilla; Carlota García, cirujana y cuya estancia se llevará a cabo en el Hospital Vall d´Hebron de Barcelona; Mariano Laguna, ginecólogo que irá al hospital La Fe de Valencia; Laura Bea, de atención primaria que acudirá al Instituto de Investigación Sanitaria Galicia Sur de Vigo y Maialen Kortabarría, pediatra, realizará su estancia en el hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

La Dirección General de Salud Pública, Consumo y Cuidados de la Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja ha notificado hoy al Ministerio de Sanidad el primer caso positivo confirmado de positivo por viruela de los monos.

En el momento de solicitar asistencia en el servicio de salud la persona sospechosa presentaba cuadro clínico compatible, por lo que se solicita muestra de lesión cutánea para realizar PCR. El día 21 de julio se confirma el diagnóstico microbiológico. Desde el punto de vista clínico la evolución es favorable y la persona sospechosa permanece en su domicilio aislada tal y como establece el protocolo para la detección precoz y manejo de casos ante la alerta de la viruela de los monos en España.

A partir de ahí y siguiendo las recomendaciones establecidas en dicho protocolo, se realizará la identificación de los contactos estrechos para proceder a aplicar las medidas preventivas pertinentes.