Vida activa es salud

La OMS recomienda realizar actividad física moderada:



30 minutos diarios en personas adultas


60 minutos diarios en la infancia y adolescencia

Al alcance de cualquiera: Caminar a paso ligero, acudir caminando al trabajo, al colegio, subir las escaleras de casa, montar en bicicleta, jugar al aire libre, bailar, patinar, correr,… son actividades físicas sencillas que TODAS las personas de cualquier de edad podemos practicar e incorporar en nuestra rutina diaria.

Con múltiples beneficios para tu salud

  • Mantiene controlado el peso corporal, los niveles de colesterol, tensión arterial y glucosa.
  • Aporta equilibrio, movilidad, flexibilidad y fuerza muscular.
  • Mejora la ansiedad y depresión.
  • Fortalece los huesos y mejora el estado de las articulaciones.
  • Facilita las relaciones personales y sociales.
  • Aumenta las defensas del organismo.

Descubre la actividad que más te guste y mejor se adapte a tus posibilidades:

  • Desplázate andando, en bicicleta u otro medio que requiera hacer ejercicio. Sube siempre que puedas por las escaleras.
  • Realiza actividad física en familia tanto en el tiempo de ocio, como en el reparto de las actividades diarias de la casa.
  • Busca lugares que sean adecuados y sin peligros: parques, carril bici, polideportivos…
  • Facilita y motiva a niños y niñas a que participen en actividades deportivas extraescolares y en las excursiones o actividades organizadas por los centros escolares junto a amigos y/o familiares.
  • Infórmate de las actividades que organizan los ayuntamientos, asociaciones, sociedades deportivas, recreativas, etc.
  • Procura realizar ejercicios de fuerza, flexibilidad y equilibrio al menos 2 días a la semana

Recuerda, es importante



Desayunar todos los días frutas, cereales y lácteos.

Beber agua y zumos naturales antes, durante y después de hacer ejercicio.

Realizar una dieta variada y equilibrada.

Reducir el consumo de sal.