En nuestro país existe una importante tradición en el uso recreativo de las aguas ya sean marítimas o continentales, debido en parte al buen clima y la longitud de nuestras costas. Las zonas de baño son utilizadas fundamentalmente durante el periodo estival como recreo y para la práctica de deportes acuáticos y son numerosos los turistas que todos lo años utilizan nuestras aguas.

Dada la importancia que supone el uso de las zonas de baño para la salud humana, se hace necesario aplicar criterios sanitarios a nivel nacional, fijar valores paramétricos en el punto de muestreo, basados en recomendaciones de organismos internacionales (OMS), establecer criterios ante incumplimientos, vigilar el estado de la zona de baño (playa) y garantizar que se apliquen con la mayor rapidez medidas correctoras y preventivas para la protección de la salud de los bañistas. Por este motivo, la administración sanitaria, con la finalidad de proteger la salud de los ciudadanos, vigila desde hace más de 20 años la calidad de las aguas de baño.

Las normas de calidad de las aguas de baño están recogidas en el Real Decreto 1341/2007, de 11 de octubre, por el que se establecen normas de calidad de las aguas de baño (BOE 257 26/10/2007)que establece, entre otras, las competencias en las zonas de baño de los distintos organismos y describe las tareas para la vigilancia y control sanitario de las mismas.

Desde hace años, la Dirección General de Salud Pública y Consumo de la Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja, tiene establecido un programa de control de las aguas recreativas naturales y participa en la red europea de la calidad de las aguas de baño.

La unidad de información básica es la "zona de aguas de baño", definida como el área geográficamente delimitada de un término municipal concreto, compuesta por la playa y sus aguas de baño.

La Rioja cuenta con una única zona de baño declarada, las aguas del embalse González-Lacasa, para la que se establece una frecuencia de vigilancia semanalmente que consiste básicamente en el control de la calidad del agua con toma de muestra, inspección visual con determinaciones “in situ”y el control de las condiciones higiénico-sanitarias y de seguridad de la playa.

Con esta información se elabora la calificación semanal de la zona y con los resultados obtenidos durante toda la campaña se elabora la calificación temporal de la zona.

En los últimos años la calificación de la zona de baño del embalse ha sido EXCELENTE.

Parámetros que se controlan en la zona de baño:

  • Análisis del agua del embalse
  • Mediciones in situ
  • Inspecciones visuales
  • Enterococos intestinales, Escherichia coli
  • Temperatura del agua y ambiente, transparencia, y coloración del agua
  • Presencia de residuos y contaminantes en el agua y en la playa

Posibles calificaciones del agua de la zona durante la temporada de baño:

  • Agua Apta para el baño
  • Prohibido el baño
  • Recomendación de no bañarse

Riesgos para la salud:

Practicar actividades acuáticas de forma regular produce beneficios para la salud, pero también puede suponer riesgos. Los principales riesgos para la salud de los usuarios que pueden derivarse del uso y disfrute de las zonas de baño son:

  • Accidentes fortuitos: como ahogamientos, golpes, erosiones, cortes
  • Contacto con virus, bacterias, hongos y parásitos, que pueden producir infecciones como otitis, conjuntivitis, dermatitis, gastroenteritis. Las más frecuentes utilizan la ruta de transmisión fecal-oral (tragando pequeñas cantidades de agua) y presentan síntomas leves acompañados generalmente de vómitos y/o diarreas
  • Exposición al sol: quemaduras, insolación, deshidratación y reacciones alérgicas

Recomendaciones generales:

  • Protegerse del sol y usar siempre protectores solares. Tomar estas precauciones especialmente con los niños.
  • Entrar poco a poco en el agua, sobre todo después de haber tomado el sol.
  • Beber suficiente líquido y no abusar de las bebidas alcohólicas.
  • Comprobar que el agua que bebe es apta para el consumo. La zona dispone de fuentes con carteles indicativos de su calidad.
  • Asegurarse de que los alimentos que consume han sido adquiridos en establecimientos que ofrezcan garantía sanitaria.
  • Conservar los alimentos refrigerados para evitar intoxicaciones e infecciones alimentarias.
  • Mantener la playa, y el entorno limpios, usar las papeleras y contenedores de residuos.
  • No bañarse en zonas prohibidas.
  • Ducharse después del baño o al finalizar el día.

Resultados y calificación del agua de la zona:

El control sanitario de la zona de baño se efectúa del 18 de junio al 31 de agosto.

Del resultado de los controles realizados durante las campañas anteriores y tras la evaluación de la misma teniendo en cuenta las 4 últimas temporadas tal y como establece la legislación vigente, se ha obtenido una CALIFICACIÓN DE AGUA EXCELENTE.

Para más información pueden acceder al sistema de información nacional de aguas de baño: NÁYADE (Acceso al ciudadano) y al punto de información sanitaria en el embalse González-Lacasa (vitrina ubicada en las proximidades del servicio de socorrismo).

Datos del embalse González-Lacasa (temporada 2021)

 



Punto de control Fecha Calificación Observaciones PDF
Embarcadero 31 de mayo APTA PARA EL BAÑO Muestreo previo al inicio de la temporada de baño
Embarcadero 21 de junio APTA PARA EL BAÑO  Control periódico
Embarcadero 5 de julio APTA PARA EL BAÑO Control periódico
Embarcadero 12 de julio APTA PARA EL BAÑO Control periódico
Embarcadero 19 de julio APTA PARA EL BAÑO Control periódico
Embarcadero 26 de julio APTA PARA EL BAÑO Control periódico
Embarcadero 2 de agosto APTA PARA EL BAÑO Control periódico
Embarcadero 9 de agosto APTA PARA EL BAÑO Control periódico
Embarcadero 23 de agosto APTA PARA EL BAÑO Última semana de control

Histórico: