Ayer, a las 12 horas, profesionales del sistema sanitario de La Rioja guardaron un minuto de silencio, en memoria de las víctimas del coronavirus, y en el que ha sido el primer gran acto de homenaje a los fallecidos por la pandemia, dentro del luto oficial de 10 días aprobado el pasado martes.

La fuerte presión asistencial registrada tan solo hace mes y medio ha dejado paso a una situación bien distinta y, esta misma semana, ya sólo ha quedado en el Hospital San Pedro el control del 7A para los pacientes con COVID 19. De esta forma, el 6A, ya no es un control Covid.

La pasada semana, la zona de quirófanos de la primera planta dejaba de ser la ampliación UCI habilitada en tiempo record para poder retomar la actividad quirúrgica lo antes posible.

Tampoco quedan pacientes COVID-19 en Los Manzanos, ni en el Hospital de La Rioja, dos de los centros que han dado apoyo al Hospital San Pedro.

Y FH Calahorra también recupera cierta normalidad con sólo un paciente ingresado ayer con infección por SARS-CoV-2.

Son buenas noticias.

En el Sistema Nacional de Salud, el número de casos confirmados con infección por SARS-CoV-2 asciende a 236.769 (confirmados por test PCR) de los que 27.118 han fallecido y 11.374 personas han precisado ingresar en UCI, según datos del Ministerio de Sanidad de ayer. 

La Rioja

Ayer La Rioja no registró ningún deceso por coronavirus en las últimas horas, por lo que la cifra total se mantiene en 360 fallecidos. La cifra total de hospitalizados tampoco sufre variación, 1.483 pacientes, desde el inicio de la pandemia.

Un total de 20 personas se encuentran ingresadas en planta y una de ellas está pendiente de confirmación diagnóstica. Desde el pasado fin de semana, no hay ningún paciente ingresado por COVID-19 en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital San Pedro.

Respecto a las pruebas realizadas, desde la entrada en funcionamiento del primer Centro de Diagnóstico Móvil (CDM), estos dispositivos de detección precoz han permitido realizar un total de 15.804 pruebas de COVID-19, entre PCR y test serológicos. Este tipo de instalaciones agilizan la realización de las pruebas diagnósticas.

La Rioja acumula 4.044 casos confirmados de COVID-19.

Más información en https://actualidad.larioja.org/coronavirus/datos con información y gráficas actualizadas sobre evolución del COVID-19 en La Rioja.

José Tomás Gómez, médico de Nájera, participa en un encuentro en streaming 

La revista Medicina de Familia. SEMERGEN ha aceptado con fecha 5 de mayo el artículo titulado “SARS-CoV-2: una presentación peculiar” que será publicado en próximos números, aunque ya se puede consultar el avance en el enlace: https://www.elsevier.es/es-revista-medicina-familia-semergen-40-avance-resumen-sars-cov-2-una-presentacion-peculiar-S1138359320301404, y cuyos autores son:

  • Rafael Crespo Sabarís, médico del consultorio rural de Grañón.
  • Óscar Fernando Isaula Jiménez, médico del centro de Salud de Santo Domingo de La Calzada.
  • Blanca Azofra Andrés, enfermera del consultorio rural de Grañón.

Nos indican que en el mismo se desarrolla un caso clínico, con un diagnóstico de sospecha de infección por el SARS-CoV-2 por unas lesiones exantemáticas de un paciente, fotografiadas desde la consulta de enfermería, por lo que se resalta no solo la colaboración médico-enfermería, sino también la importancia de la utilización de la telemedicina y el teletrabajo, que se pueden convertir en herramientas para la consulta habitual.

Tomas Gómez participa en un encuentro en streaming

Por otra parte, el coordinador del Centro de Salud de Nájera, José Tomás Gómez, participó ayer en el encuentro en streaming Meet Expert Virtual con la charla "El impacto de la pandemia en las consultas de AP de respiratorio: posibles secuelas post-Covid".

El grupo de abordaje del tabaquismo de la Sociedad Riojana de Medicina Familiar y Comunitaria, en colaboración con el Servicio de Drogodependencias y otras adicciones, de la DG de Salud Pública, nos hace llegar el siguiente comunicado:

"Se acerca el 31 de Mayo; Día Mundial Sin Tabaco; y sin faltar a su cita desde hace 21 años, nos disponemos a celebrar la Semana sin Humo. Esta edición viene acompañada por el lema: ¡Qué bello es vivir... sin humo! y  aunque condicionada por la situación epidemiológica que nos afecta, no debemos olvidar  la esencia de la que ha venido siendo una destacada actividad comunitaria ligada a la atención primaria:

  • por un lado sensibilizar a la población sobre los riesgos asociados al consumo del tabaco así como de los beneficios ligados a su abandono; y
  • por otro motivar a los profesionales sanitarios a realizar intervención en sus pacientes fumadores. No olvidemos que el tabaquismo sigue siendo la primera causa de enfermedad y muerte prevenible.

En los próximos meses es previsible que vayamos a tener múltiples consultas relacionadas con síntomas respiratorios  y aunque muchas de ellas probablemente sean telefónicas, puede ser un buen momento para dar un consejo sanitario orientado al abandono del tabaco. Conviene recordar que los pacientes fumadores tienen más riesgo de presentar un cuadro severo de COVID 19, de precisar soporte ventilatorio y fallecer.

También en las últimas semanas hemos sufrido el poder manipulador de la industria tabaquera, anunciando un supuesto efecto protector de la nicotina frente al contagio por el Sars-Cov2, demostrándose posteriormente importantes sesgos de selección y observación en el supuesto estudio, que hacía por ejemplo que no se contabilizasen los pacientes ingresados en la UCI.

La intervención en tabaquismo siempre es una gran inversión. Pide cita en tu centro de salud y aquí te ayudaremos a dejar de fumar".

Leía recientemente una reflexión que comparto: las situaciones críticas funcionan como crisol, permiten descartar aquello innecesario de lo valioso.

Atravesar este proceso de arduo aprendizaje, de tensiones y temores, enfrentando las posibles pérdidas sintiendo la impotencia y al mismo tiempo fortaleza, requerirá de sinceridad con nosotros mismos para preguntarnos: ¿De qué modo los problemas actuales implican soltar hábitos del pasado para afrontar  los desafíos presentes con un horizonte de progreso?

Y aún sintiendo la extrema dureza de este viaje que emprendimos juntos para derrotar a un enemigo invisible, esta crisis sanitaria también ha permitido mostrar a la organización una  flexibilidad y capacidad de reacción sorprendente; es momento de reflexionar y de revisar lo que estábamos haciendo y de aprender qué podemos aplicar para mejorar.

El SARS-CoV-2, además de todo lo que ya se ha dicho, es una oportunidad para todos nosotros.      

GRACIAS

Alberto Lafuente Jiménez
Director del Área de Salud de La Rioja