Como colectivo esencial para la Comunidad, los profesionales de instituciones sanitarias, con mayor riesgo de exposición al virus, han sido priorizados para que se sometan a las pruebas de detección de la enfermedad (pruebas de serología para detección de anticuerpos y PCRs).

De esta forma,  desde el viernes día 17 de abril, que comenzó esta campaña para profesionales del sistema público de salud ya se les ha hecho ambas pruebas a más de 2.000 trabajadores, cifra que seguirá aumentando en los próximos días.

Nos envía una compañera terapeuta ocupacional del Servicio de Rehabilitación este interesante documento, que enlazamos, realizado por el colegio profesional de terapeutas ocupacionales de Madrid (COPTOCAM), para facilitar el equilibrio ocupacional en esta crisis del COVID-19.

https://coptocam.org/wp-content/uploads/2020/03/Equilibrio-Ocupacional-COPTOCAM-COVID-19-22marzo20.pdf

Nos indica que le ha parecido muy interesante ya que da una visión desde la terapia ocupacional, donde la ocupacional es la parte integrante de nuestro tratamiento y se ha realizado de una forma muy visual con llamadas de atención muy funcionales, sencillas y cortas.

Objetivos diarios de nuestro psicólogo José Luis Jalón para sentirse mejor en esta situación diferente, para los trabajadores del sector sanitario que son diferentes.

Por qué si ahora estamos en una fase que no es tan crítica, algunas personas duermen peor. Quizás tengan dentro de ellas la solución, potenciando una fortaleza que vamos a tratar de alcanzar con el reto de hoy y utilizando algunos mecanismos que el ser humano posee.

Vigésima Tercera Fortaleza) Apagar el Interruptor del Carrusel

Durante estos días, hemos pasado como sociedad, por distintas situaciones como un intento de adaptarnos a un nuevo factor que desconocíamos. Hemos activado todas nuestras baterías de alerta, para poder cuidar de los demás y cuidarnos a nosotros mismos. Es algo básico, se llama supervivencia. En enero, con no ir a China, era bastante para estar a salvo. En febrero con no tomar café con el paciente de la Gomera que vino de Alemania era suficiente. Pero desde marzo, las noticias, lo que has ido aprendiendo te han hecho pensar que tienes que pulsar el interruptor de alerta máxima para sobrevivir y desviar toda tu atención a la pandemia en tu trabajo y ese modo, se ha extendido a tu vida personal. Ya no hay nada más que ese interruptor que está activado.

Estos días, algunos compañeros me cuentan que cuando llegan a casa, sus móviles siguen sonando con mensajes, que otros trabajadores o amigos les mandan; todos sobre el mismo tema. Que cuando se sientan en sus sofás sólo hay noticias del coronavirus. Que cuando comen con sus familias, como trabajan en un Hospital, en un Centro de Salud, aunque no sean epidemiólogos o antes del 1 de febrero nunca escucharan la palabra Covid-19, su familia les hace preguntas como si ellos fueran especialistas de voz disfónica y jersey gris.

Hasta aquí, todo normal en estos tiempos, ¿no?; pero a medida que seguimos hablando me cuentan que duermen muy poco aunque estén agotados, si bien ese agotamiento es mental, incluso aunque la situación mejore. Pues bien, la respuesta la tiene el interruptor de tu mente que no funciona como on/off, sino que más bien como un potenciómetro, como los caballitos y carruseles de la feria que aceleran poco a poco y cuando los apagan siguen moviéndose. A ti te pasa lo mismo, cuando llegas a casa quieres sentarte tranquilamente y no pensar y eso, es como pretender que el carrusel frene en seco.

Tienes que cuidar de tu mente dándole espacios nuevos, controlando tiempos de descanso y actividades reforzantes, que la entretengan. Tenemos que volver a reeducarnos psicológicamente, o ¿por qué crees que ahora que empezamos una nueva fase duermes peor?

Te propongo que en el día de hoy y a partir de ahora, tengas un espacio personal que no tienen nada que ver con mascarillas, que retomes ese hobby que los días de lluvia de 2019 practicabas en casa y que ahora has dejado porque “no tienes ganas de tener ganas”, que apagues el móvil para leer ese libro que tienes aparcado y que vuelvas a hacer ejercicio en tu casa antes de cenar. Al finalizar el día valora de 0 a 10 cómo ha sido tu vida viviendo una parte con mascarilla y otra sin ella.

Recuerda, no puedes viajar a China de momento. Mientras, empieza con rutinas más normalizadas, para que el carrusel de tu mente empiece a desacelerar. Tienes que volver a vivir y eso, merece la pena.

Gracias por tu trabajo de todos los días del año, no sólo de hoy

Hasta mañana

En el Sistema Nacional de Salud, el número de casos confirmados con infección por SARS-CoV-2 asciende a 207.634 (confirmados por test PCR) de los que 23.190 han fallecido y 98.732 personas ya se han recuperado, según datos del Ministerio de Sanidad de ayer.        

La Rioja

Ayer se notificaron 38 nuevas altas de COVID-19 en las últimas horas; el número total asciende a 2.037. Sin embargo, se han registrado cuatro nuevos decesos, con lo que la cifra total de fallecidos con COVID-19 es de 315 personas.

El número de casos activos con COVID-19 en La Rioja es de 1.509; de ellos 188 se encuentran ingresados en hospitales: 172, en planta y 16, en la UCI.

 

Desde el inicio de la pandemia, se han atendido 17.700 llamadas relacionadas con COVID-19 en el teléfono de Salud Responde 941 29 83 33.

Por otra parte, los equipos de intervención ante casos de COVID-19 han realizado ya 3.663 PCR en domicilios y residencias. Y hay que contabilizar además 5.173 PCR en el Centro de Diagnóstico Móvil del CIBIR de Logroño.

La Rioja acumula 3.861 casos confirmados de COVID-19.

Más información en https://actualidad.larioja.org/coronavirus/datos con información y gráficas actualizadas sobre evolución del COVID-19 en La Rioja.

José Antonio León, enfermero en la Unidad de Neonatología del Hospital San Pedro, es uno de los autores del libro solidario "Ante la Crisis: Corazón", una publicación escrita "desde dentro por todos los que han querido transmitir que han vivido y sienten en estos momentos tan duros que nos está tocando vivir".

Sentimientos a flor de piel, historias con corazón, vivencias personales y grupales que hacen sentirnos orgullosos de ser personas, En las páginas del libro se pueden encontrar 57 relatos, que provienen de diferentes puntos de vista, de diferentes puntos de España y también de fuera de nuestro país, de personas con diferente formación y responsabilidades, pero todos participando como homenaje y reconocimiento al resto de profesionales sanitarios y de la sociedad en general, ya que el coronavirus no entiende de fronteras, ni profesiones y su ilusión ha sido aportar sus visiones para una reflexión común.

Todos los beneficios que se obtengan con la venta de este libro irán destinados al Centro de la Humanización de la Salud.

En los próximos meses nada va a ser como antes del inicio de la pandemia y, en este inicio de "desescalada"; la prioridad es evitar un repunte. Hasta que no se descubra una vacuna que proteja a la población frente al nuevo coronavirus SARS-CoV-2 seguirán siendo válidas las medidas extremas de distanciamiento social, hacia una nueva normalidad que garantice la reducción de riesgos.

Las instituciones sanitarias mientras tanto deberemos consolidar el reforzamiento que hemos iniciado en las últimas semanas y garantizar la posibilidad de desplegar capacidades adicionales para que estén operativas en un breve espacio de tiempo, circunstancia que ya hemos experimentado en tiempo record.

Por tanto no se puede bajar la guardia, debemos estar en alerta y, aunque los datos inviten a un mayor sosiego, seguiremos apostando por la prevención y la detección precoz.

¡Sois un gran equipo! Gracias

Alberto Lafuente. Director del Área de Salud de La Rioja