Se han impreso unos carteles, que se han colocado en los centros sanitarios de La Rioja y además se incluye el contenido en las televisiones de los vestíbulos de hospitales, del CARPA y del CIBIR, advirtiendo de que el uso inadecuado de los guantes proporciona una falsa sensación de protección frente al coronavirus; por lo tanto, es esencial saber ponérselos, llevarlos y quitárselos, para evitar la contaminación cruzada.

Según la OMS, el mal uso de los guantes de goma puede desencadenar la infección. "Al estar tocando los elementos sin tener cuidado, el virus puede quedar alojado en ellos y al momento de quitárselos generar el contagio. Lavarse las manos con frecuencia proporciona más protección ‎frente al contagio de COVID-19 que usar guantes de goma. El hecho ‎de llevarlos puestos no impide el contagio, ya que si uno se toca la cara ‎mientras los lleva, la contaminación pasa del guante a la cara y puede ‎causar la infección".

Desde el pasado 24 de febrero, nuestros compañeros del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales no han parado, tratando de impartir su taller formativo de colocación y retirada de EPIs a todos los profesionales. A partir de ahora, la formación será a demanda. Nos indican que no dudéis en poneos en contacto con ellos ante cualquier necesidad de formación, entendiéndola de forma grupal.

También nos recuerdan que, para conseguir el certificado de asistencia de la formación en cualquiera de los días de estas últimas semanas, deben apuntarse en el siguiente curso 520261 TALLERES DE FORMACIÓN EN EPIs. FRENTE AL CORONAVIRUS COVID-19.

Balance

Durante estas semanas (sábados, domingos y festivos incluidos) han impartido 111 talleres/sesiones. De ese total, 61 se han desarrollado en el CIBIR, 34, en las plantas de hospitalización; 7, en Urgencias; 3, en la Unidad de Medicina Intensiva; 3, en el centro de Salud Mental en Albelda; 1, en el Hospital de La Rioja, 1 en consultas externas y 1 para técnicos de la CAR.

De esta forma, un total de 1.483 profesionales se han formado de manera presencial en estos dos meses.

Por categorías profesionales, han asistido: médicos de familia,  médicos de atención hospitalaria, personal de enfermería, TCAE, celadores, fisioterapeutas, TER, personal de mantenimiento, de limpieza, personal que trabaja en electromedicina y vigilantes.

En el Sistema Nacional de Salud, el número de casos confirmados con infección por SARS-CoV-2 asciende a 223.759 de los que 22.902 han fallecido y 95.708 personas ya se han recuperado, según datos del Ministerio de Sanidad de ayer.  

La Rioja

Ayer se notificaron 35 nuevas altas de COVID-19 en las últimas horas, así que el número total asciende a 1.999. Sin embargo, se han notificado otros cuatro nuevos decesos; con lo que la cifra total de fallecidos con COVID-19 es de 311 personas.

El número de casos activos con COVID-19 en La Rioja es de 1.511; de ellos 190 se encuentran ingresados en hospitales: 174, en planta y 16, en la UCI.

Desde el inicio de la pandemia, se han atendido 17.589 llamadas relacionadas con COVID-19 en el teléfono de Salud Responde 941 29 83 33.

Por otra parte, los equipos de intervención ante casos de COVID-19 han realizado ya 3.645 PCR en domicilios y residencias. Y hay que contabilizar además 5.079 PCR en el Centro de Diagnóstico Móvil del CIBIR de Logroño; 1.125 en el Centro de Diagnóstico de La Rioja Baja, junto a FHCalahorra. Por su parte, el centro diagnóstico itinerante de Rioja Baja contabiliza 297 y el Centro de Diagnóstico Móvil itinerante de La Rioja Alta, 1.569 pruebas.

La Rioja acumula 3.821 casos confirmados de COVID-19.

Más información en https://actualidad.larioja.org/coronavirus/datos con información y gráficas actualizadas sobre evolución del COVID-19 en La Rioja.

Indicábamos ayer que nos había llegado del Servicio de Alimentación un extenso artículo que refunde textos de expertos de la Asociación Española de Licenciados y Graduados en Ciencia y Tecnología de los Alimentos y de otros especialistas en Seguridad Alimentaria. Y hoy seguimos con las siguientes recomendaciones para alargar la vida de los alimentos frescos en la nevera:

  1. Debemos dejar una suficiente separación entre los productos para que el aire frío pueda circular y no se produzcan puntos con temperaturas más elevadas.
  2. Con las frutas y las verduras es mejor guardarlas en los cajones destinados para ese fin, pero sin los envoltorios, ya que pueden crear humedad y provocar la aparición de moho.
  3. Si las frutas que tenemos están ya muy maduras y vemos que es posible que no las consumamos antes de que se deterioren, las podemos pelar, trocear y preparar en almíbar o en mermelada. Esto aumentará unos días el tiempo de vida útil.
  4. Es importante seguir el principio de «lo primero que entra es lo primero que sale». De esta forma siempre intentaremos consumir aquellos alimentos que hayamos comprado antes y conseguiremos una correcta rotación de nuestros alimentos.
  5. Una buena planificación a la hora de realizar las compras de estos productos y pensar en los menús en donde los vamos a usar, hará que no compremos en exceso y podamos evitar tirarlos en mal estado.

La conservación de frutas y verduras requiere casi un apartado aparte. Lo primero que advierten los profesionales es que no todos los vegetales deben conservarse en la nevera. Hay incluso alimentos que al meterlos en el frigorífico se deterioran, como ocurre con los plátanos.

Qué frutas y verduras guardar en la nevera

Frutas y verduras que es mejor conservar a temperatura ambiente: limones, sandía, melón, plátanos, patatas, boniatos, cebollas, berenjenas, aguacates, ajos, calabacín y hierbas frescas como la albahaca.

Por otro lado, en la nevera, preferiblemente en la parte inferior, dentro del cajón, debemos conservar: fresas, arándanos, cerezas, uvas, alcachofas, setas, brócoli, coliflor, lechuga, judías verdes, zanahorias, apio y espárragos. Las que tienen raíz, como los rábanos o zanahorias, u hoja verde, como la espinaca, van en la nevera.

La fruta pelada, o ya partida, sí se debe refrigerarse siempre y consumir antes de 48 horas.

¿Y si ya está cocinado?

Para terminar, los profesionales hablan sobre la conservación de los alimentos ya cocinados. Recomiendan guardarlos en las baldas superiores, en recipientes herméticos y consumirlos antes de tres días, siendo el límite de cinco. Si no, es mejor congelarlo.

Llevamos semanas sintiéndonos abrumados, superados y agradecidos por tantas muestras de generosidad y de solidaridad de personas, entidades, empresas... por la sociedad en general con gestos que nos han conmovido  y emocionado.

Si los ciudadanos se citan cada día para aplaudir a los profesionales sanitarios, me gustaría invertir ese aplauso hoy a la sociedad, a tantas y tantas  personas anónimas que nos animan con sus escritos, con sus dibujos, con cadenas de solidaridad, voluntarios para desempeñas cualquier función; empresas y particulares que nos han entregado material sanitario o que lo han confeccionado, readaptando su sector a nuestras necesidades.

Ellos nos han dado y nos dan la fuerza suficiente para seguir, confían en nosotros y, por ello, lo les podemos defraudar, y como venimos haciendo desde finales de febrero, seguiremos ofreciendo nuestro extenuante trabajo para salir de esta crisis sanitaria.

Es el momento de la solidaridad y de una sociedad más humanizada

Gracias equipo, hacéis posible la contención de esta pandemia.

Alberto Lafuente. Director del Área de Salud de La Rioja