Ya ha concluido la tercera oleada de pruebas a los profesionales sanitarios, una nueva ronda de PCRs a los profesionales que trabajamos en el ámbito sanitario que se ha llevado a cabo durante el mes de septiembre y primeros días de octubre.

Tras la vuelta de vacaciones, se ha querido testar, nuestro estado de salud para conocer la seroprevalencia del SARS-CoV-2 en nuestro medio. De esta forma se han realizado 2.849 PCRs, y como resultado se han detectado once casos asintomáticos.

Ya ha quedado alojado el protocolo COVID Pediatría en el Plan de Contingencia del Área de Salud de La Rioja para la previsión de repuntes en la pandemia de COVID-19 y en la Intranet.

En el documento se describen desde los cuadros clínicos, co morbilidades, criterios de ingreso, pruebas complementarias y tratamiento del COVID en la población pediátrica.

Protocolo COVID-19 Pediatría

En el Sistema Nacional de Salud, el número de casos confirmados con infección por SARS-CoV-2 asciende a 896.086 (confirmados por test PCR) de los que 33.204 han fallecido y 14.271 personas han precisado ingresar en UCI, según datos del Ministerio de Sanidad, a  13 de octubre.

La Rioja (datos desde el inicio de la pandemia hasta el 12 de octubre)

En La Rioja, desde el inicio de la pandemia se han registrado 429 fallecimientos y  9.505 casos confirmados de COVID 19. Han requerido ingreso hospitalario 1.901 personas; de ellas, 125 en la UCI

Incidencia acumulada de PCR positiva por días

Más información en https://actualidad.larioja.org/coronavirus/datos con información y gráficas actualizadas sobre evolución del COVID-19 en La Rioja.

El pasado día 10 de octubre se celebró el Día Mundial de la Salud Mental. Este año y los venideros, la situación de pandemia provocará un incremento de la demanda de servicios de salud mental.

El duelo, el ‎aislamiento, la pérdida de ingresos y el miedo están generando o agravando trastornos de salud mental. ‎Muchas personas han aumentado su consumo de alcohol o drogas y sufren crecientes problemas de insomnio ‎y ansiedad. Por otro lado, la misma COVID-19 puede traer consigo complicaciones neurológicas y mentales, ‎como estados delirantes, agitación o accidentes cerebrovasculares. Las personas que padecen trastornos ‎mentales, neurológicos o derivados del consumo de drogas también son más vulnerables a la infección del ‎SARS-CoV-2 y podrían estar expuestos a un mayor riesgo de enfermedad grave e incluso de muerte.‎

‎Una buena salud mental es absolutamente fundamental para la salud y el bienestar en general. La COVID-19 ha ‎venido a interrumpir la atención prestada por los servicios de salud mental esenciales de todo el mundo justo ‎cuando más se los necesitaba.

Los dirigentes mundiales deben actuar con rapidez y determinación para invertir ‎más en programas de salud mental que salven vidas, mientras dure la pandemia y con posterioridad a ella.

Alberto Lafuente Jiménez
Director del Área de Salud de La Rioja

Para cualquier comunicación diríjase al buzón: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.