Una de las consecuencias de la pandemia de COVID-19 en el trabajo que están llevando a cabo en Atención Primaria es el incremento de tareas burocráticas que tienen su origen en la tramitación de bajas por las situaciones de personas en aislamiento y/o en cuarentena, o para hacer el seguimiento farmacológico de los pacientes crónicos, en un escenario en donde se prioriza la atención telefónica a la presencial para evitar la transmisión del virus,

Para dar respuesta a esta mayor carga de tareas no asistenciales, se han implementado una batería de medidas, a las que se sumarán otras, para minimizar el impacto de estos trámites administrativos que han aumentado desde el inicio de la pandemia.

  • Citas de sucesivas hospitalarias: Tramitadas desde el hospital. 
  • Solicitud de ambulancia para valoración de especialista hospitalario:
    • En consultas de tipo curas a corto plazo se indica a los servicios hospitalarios que pidan la ambulancia  al servicio de admisión.
    • Ante pacientes crónicos (hemodiálisis, radioterapia, rehabilitación, HAD, Hospital de día...) ya se tramitan desde el hospital. Se valoraría unidad del dolor.
  • Documentación de consentimientos y solicitud de pruebas del Hospital: Desde el hospital se pone el consentimiento informado con firma digital. Pruebas diagnósticas solicitadas en SELENE. No obstante se realizarán recordatorios periódicos.
  • Todos los meses  renovación automática de recetas en Selene AP para 1 mes.
  • Recetas Mutualidades: Se implementa la receta electrónica de los mutualistas de La Rioja que han elegido la asistencia sanitaria con el SERIS (MUFACE, ISFAS, MUGEJU).
  • Bajas y partes de IT: Se implementa que se puedan tramitar telemáticamente, descargando las mismas de una página web específica de Riojasalud, incluyendo la firma digital del médico.
  • Recordatorio sobre Certificados. Ver declaración del Consejo General de la OMC.

Sobre éstas y otras iniciativas se sigue trabajando para que se implante el 100%.

Estas semanas se llevan a cabo reformas en el Área de Urgencias para mejorar la capacidad del servicio, con el diseño de circuitos que delimitan los flujos de pacientes, y con el crecimiento de las instalaciones, teniendo en cuenta que se realizan en plena pandemia.

Si bien a principios de año ya se comenzó a trabajar en la mejora del Servicio de Urgencias, con el proyecto ya aprobado de construcción de un edificio anexo que ampliaba su superficie, la llegada de la COVID-19 en marzo hizo que se paralizara temporalmente el proyecto y que todos los esfuerzos se concentraran en el establecimiento de circuitos seguros.

En estos momentos, a nivel de infraestructuras y para salvaguardar a profesionales y a pacientes, en un servicio en donde la atención no es programada, está operativo esta misma semana un nuevo módulo, de 118 metros cuadrados, anexionado al Servicio de Urgencias. Esta ampliación, orientada a la atención del paciente con COVID-19, es una nueva zona de consultas y de tratamiento hasta la edificación de una infraestructura definitiva.

Además el proyecto de ampliación de Urgencias que se llevará a cabo en las próximas semanas, incluye 7 boxes más, mejorando las zonas de trabajo médico y de enfermería. Se pasará de los 35 boxes actuales a 42.

Mientras la pandemia por SARS-CoV-2 siga en nuestro medio, se separan las urgencias pediátricas de las generales.  Se crea un acceso independiente para las urgencias pediátricas, que ocuparán una parte del espacio que dejará libre Rehabilitación

Además de actuaciones en infraestructuras, se suman otras medidas de carácter funcional para agilizar los procesos y disminuir la estancia media en el servicio. y otras mejoran el funcionamiento del hospital y que repercuten directamente en Urgencias.

En cuanto a los accesos externos, se establecerá un sentido único de acceso a Urgencias, evitando los posibles atropellos, al ser actualmente de doble dirección. Además se modifica el paso de peatones alineándolo con la puerta principal. Por otra parte, se proyecta un carril único para descarga de pacientes en urgencia y mamparas laterales en la puerta de emergencias para evitar la visión de los pacientes entrando en puerta de emergencias. Se prevé adecuar un parking específico para ambulancias y la reserva de entre 35-45 plazas de parking específicas para “usuarios de urgencias” con una estancia máxima de 4h. Se identificará con un color específico.

Teniendo en cuenta la intensidad con la que se está actuando en La Rioja para la detección precoz del coronavirus, muy especialmente en estas dos últimas semanas, con una media de 1.360 PCRs diarias, alcanzándose el máximo el día 3 de septiembre, con 1.907 realizadas, coincidiendo con la Campaña de Cribado Perimetral en Alfaro, se están manteniendo unos óptimos tiempos medios de entrega de resultados.

Hasta en menos de 10 horas se podían conocer los resultados de las PCRs en las semanas de junio, julio y agosto. Sólo con el referida Campaña de Cribado en Alfaro, se alcanzó las 40 horas, es decir, menos de dos días. Aunque esta semana, a pesar continuar con la realización masiva de pruebas, ya se ha bajado ese tiempo a menos de 24 horas.

Es un gran promedio si nos comparamos con comunidades que han facilitado esta información y que sitúa este tiempo medio entre 3 y 7 días.

En el Sistema Nacional de Salud, el número de casos confirmados con infección por SARS-CoV-2 asciende a 554143 (confirmados por test PCR) de los que 29.699 han fallecido y 12.700 personas han precisado ingresar en UCI, según datos del Ministerio de Sanidad de ayer.

La Rioja (datos desde el inicio de la pandemia hasta el 10 de septiembre)

En La Rioja, desde el inicio de la pandemia se han registrado 381 fallecimientos y  6.472 casos confirmados de COVID 19. Han requerido ingreso hospitalario 1.643 personas; de ellas, 104 en la UCI. 

Más información en https://actualidad.larioja.org/coronavirus/datos con información y gráficas actualizadas sobre evolución del COVID-19 en La Rioja.

Siento la necesidad de infundirme e infundir  un razonable optimismo en estos momentos respecto a la situación en la que nos sumergimos en marzo... y aunque parece que se repiten los mismos esquemas, no se dan las mismas circunstancias. Afortunadamente.

Nos hemos podido preparar con antelación y nuestras acciones no vienen cargadas con la adrenalina de la primera oleada. Ahora, fruto de la experiencia vivida, disponemos de planes de contingencia para actuar y anticiparnos. Con una actitud pro activa, buscamos la infección  (ya realizamos una media de 1.300 PCRs diarias), buscamos a los contactos estrechos de las personas con la infección, damos respuesta a las consultas en Covid Responde, los dispositivos asistenciales están preparados, los tratamientos son más efectivos...

Queda esperar a ver cómo evoluciona en nuestro medio el SARS-CoV-2, con su comportamiento errático. Quiero pensar que ahora nos sentimos un poco, solo un poco, más fuertes frente a él.

Gracias por esta licencia.

Alberto Lafuente Jiménez
Director del Área de Salud de La Rioja

Para cualquier comunicación diríjase al buzón: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.