Dos grupos de trabajo, uno constituido por profesionales sanitarios de Atención Primaria y de Atención Hospitalaria junto la Dirección, y otro de carácter más técnico, integrado por el grupo Selene y los informáticos, están trabajando en la mejora de la Historia Clínica Electrónica para corregir algunos problemas encontrados por la propia consultoría de Selene.

En términos de gobernanza, se apuesta por unificar criterios y acciones cuando éstas son requeridas para hacer cambios en la aplicación y también se trabaja en temas específicos como la identificación univoca de pacientes y en la trazabilidad de seguridad del paciente. Y todo esto pasa por sustituir procesos que actualmente están en papel e informatizarlos al 100%.

Respecto a la duplicidad de historias clínicas, se están estableciendo las normas para evitar que un paciente tenga más de una historia clínica, para lo que se está realizando en la actualidad un trabajo de depuración de fondo.

Otro de los objetivos es optimizar los flujos de trabajo y los circuitos para mejorar la fluidez y visibilidad entre Selenes. Se trata de que el paso del paciente por los diferentes dispositivos asistenciales sea transparente, tanto en Atención Primaria, en el Hospital San Pedro o en Fundación Hospital Calahorra.

También se contempla evitar los microselenes que brinda la propia configuración de Selene y de unificar, mejorando la interfaz y la usabilidad de la aplicación.

Miércoles,

10 de marzo

Segunda dosis Grupo 3 (Grandes dependientes)

 

* ZBS Alfaro

 

-----------------------------------------------------

 

* ZBS Arnedo

 

 

*Aparcamiento La Molineta

*Atención Domiciliaria enfermería ZBS Alfaro

---------------------------------------------------

*Plaza de toros

*Atención Domiciliaria enfermería ZBS Arnedo

Primera dosis G4 (Mayores de 80)

* ZBS Santo Domingo (1.068 vacunas y 11 enfermeras)

*ZBS: Santo Domingo, Grañón, Villarta, Quintana, Quintanar, Morales, Corporales, Ojacastro Santurde, Santurdejo, Pazuengos, Valgañón, Zorraquín, Castañares, San Torcuato, Baños Rioja, Casas Blancas, Bañares, Manzanares, Hervías, Cirueña, Gallinero, Ciriñuela, Leiva, Villalobar, Herramelluri y Tormantos

* Polideportivo Valle el Oja (9:30-14:30 y de 15.30-18h)

 

Además, a lo largo de esta semana se vacuna frente a la COVID-19 a personas del G6 (trabajadores esenciales), en el Hospital San Pedro y en Fundación Hospital Calahorra.

Vacunación prevista para esta semana

Nos informan desde el Área de Investigación del CIBIR de la celebración del curso "Análisis Estadístico de Datos con R. Commander", a cargo de Enrique Ramalle, de la Unidad de Apoyo a la Investigación.

Las materias de este curso (que se ha programado en horario de tarde, los días 13, 14, 15, 20 y 21 de abril) van desde la instalación de R Commader, a la estadística descriptiva, la representación gráfica de datos, el análisis de variables cualitativas a los modelos de correlación y regresión lineal, entre otras.

Dirigido a licenciados, diplomados o graduados en Ciencias de la Salud o disciplinas afines, tiene como objetivos conocer el uso del programa R. Commander como alternativa de libre distribución a SPSS y así como conocer las pruebas estadísticas de aplicación en estudios sanitarios y sociales.

En el Sistema Nacional de Salud, el número de casos confirmados con infección por SARS-CoV-2 asciende a 3.164.983 (confirmados por test PCR), de los que 71.727 han fallecido y 28.358 han precisado ingreso en la UCI, según datos del Ministerio de Sanidad, a 9 de marzo.

La Rioja

En La Rioja, desde el inicio de la pandemia y hasta ayer, se han registrado 730 fallecimientos.

La incidencia acumulada de ayer se situaba en 74.76 (69.01 el día anterior) y los casos activos ascendían a 185 (182, el pasado lunes). Respecto a la presión hospitalaria, ayer había 71 ingresados por COVID-19: 52 en plantas hospitalarias y 19 pacientes en la UCI.

Más información en https://actualidad.larioja.org/coronavirus/datos con información y gráficas actualizadas sobre evolución del COVID-19 en La Rioja.

Por Fernando Gómez. Enfermero

Hace unos días estuve presente en una conversación en la que se ponía de manifiesto el lógico cansancio, y por qué no decirlo, también el hartazgo, de un colectivo fundamental que ha participado y participa en la lucha contra la Covid en el ámbito sanitario.

Ha pasado un año ya desde que se diagnosticó el primer caso de coronavirus en La Rioja, y parece que es momento de hacer balance y valoraciones de todo lo que ha ocurrido durante este año.

No cabe la menor duda que esta pandemia nos ha exigido mucho a todos, gestores, personal sanitario y no sanitario, y por supuesto también empresas auxiliares que nos dan apoyo. Todos los que estamos trabajando en el ámbito sanitario, independientemente de nuestra función, nos hemos visto afectados.

Siempre nos acordamos y tenemos en nuestra mente el arduo trabajo realizado un la UCI, y la conversión de unidades quirúrgicas en zonas de asistencia de cuidados críticos, con todo lo que eso supone para todos los implicados.

Con este escrito, quiero expresar mi reconocimiento, admiración, ÁNIMO, y agradecimiento a todo el personal que después de un año, sigue ofreciendo lo mejor de sí.

Pero me quiero fijar especialmente en aquellos de los que no se habla tanto, que no son otros que el personal de las plantas, y en especial, la planta de infecciosas (7º A) y Urgencias, donde todo comenzó, donde todo continúa. Su personal tuvo que adaptarse a marchas forzadas, ante una amenaza de la que poco se sabía, y desde aquel primer ingreso, con las sectorizaciones correspondientes, no han dejado de atender y cuidar pacientes de este tipo, salvo un muy corto periodo en época estival.

Un año seguido atendiendo pacientes Covid, aislados, sin poder hacerles el seguimiento al que se está acostumbrado en una planta de hospitalización, con dobles circuitos en la urgencia, miedos e incertidumbres en la Atención Primaria, con la necesidad de colocarse los EPIs, sin descanso en la atención de este tipo de pacientes, sin posibilidad de ver una realidad diferente al Covid. Una situación que inevitablemente hace mella en el personal, y aun así, continúa respondiendo de manera ejemplar.

Como nos decía el psicólogo en cada una de sus comunicaciones (y lo tomo como prestado),

Gracias por tu trabajo de todos los días del año, no sólo el de hoy.

El establecimiento comercial el ‘Mercado de Miguel’, de Calahorra, coincidiendo con el cuarto aniversario de su apertura, hizo entrega ayer del premio “Perita del Mercado” a Fundación Hospital de Calahorra. El reconocimiento tiene por objetivo ensalzar la labor de aquellas personas, asociaciones o colectivos que trabajan por la ciudad o llevan su nombre más allá de sus límites.

En esta ocasión, el hospital lo ha compartido con el cuerpo de Policía Local. Según destacaba el propietario del establecimiento, Miguel García, “nos hemos decantado por estos dos colectivos por su esfuerzo, trabajo, constancia y dedicación en un año tan complicado como este”.

El médico internista, Justo Lajusticia, y la enfermera, Reyes Pérez, recogieron el reconocimiento en nombre de todos los trabajadores que integran la plantilla del centro hospitalario de Calahorra. “Por velar por nuestra salud y nuestra seguridad y por estar en primera línea de la pandemia”, destacaba García, “es un orgullo para nosotros darles nuestro apoyo más sincero en su trabajo”.

Ratifico plenamente la alocución del director general de la OMS del pasado día 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Afirmaba que en muchos sentidos las mujeres han sufrido de forma desproporcionada la pandemia, "hemos asistido a un terrible aumento de la violencia contra la mujer y a una reducción del acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva. En términos relativos, las pérdidas de empleo han sido mayores para las mujeres que para los hombres. Las mujeres también han soportado una carga adicional y desproporcionada en el cuidado de niños y personas mayores"

Sin embargo, las mujeres también han estado al frente de la respuesta.

Alrededor del 70% de todos los trabajadores de la salud del mundo son mujeres, y estas han desempeñado un papel fundamental prestando asistencia y salvando vidas.

Sin embargo, aunque constituyen la mayoría del personal sanitario mundial, las mujeres solo ocupan el 25% de los puestos de liderazgo en el ámbito de la salud.

Por eso, en febrero, la OMS puso en marcha la Iniciativa para la igualdad de género en los sectores sanitario y asistencial, con el fin de aumentar la proporción de mujeres líderes en el ámbito del trabajo sanitario y asistencial.

Se trata de promover la igualdad salarial, de proteger a las mujeres de los sectores sanitario y asistencial frente al acoso sexual y la violencia en el trabajo y de garantizar unas condiciones de trabajo seguras y dignas para las trabajadoras de los sectores sanitario y asistencial.

Sin duda, grandes cuestiones para la reflexión y para que sean motor de una transformación social efectiva.

Alberto Lafuente Jiménez
Gerente del Servicio Riojano de Salud 

Nos podéis enviar vuestras colaboraciones y trabajos a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.