Desde hace 8 días no se ha registrado ningún caso positivo nuevo entre los trabajadores sanitarios 

A fecha de hoy los casos positivos de COVID-19 en trabajadores sanitarios de La Rioja alcanzan la cifra más baja de la epidemia, (probablemente de toda España): 36 casos positivos que representa un 0,7% de la plantilla de personal del sistema sanitario público de La Rioja.

A lo largo de la epidemia se ha registrado un total de 341 casos positivos entre trabajadores sanitarios en La Rioja, lo que representa una incidencia máxima de aproximadamente el 7% de la plantilla. Desde el 30 de abril no se ha registrado ningún caso positivo nuevo entre los trabajadores sanitarios, de los 36 positivos actuales 25 fueron diagnosticados antes del 16 de abril, fecha en que se inició la búsqueda activa de casos asintomáticos mediante la realización de pruebas de detección de anticuerpos + PCR en todos los trabajadores, lo que ha permitido detectar 11 casos más. 

Hoy se cierra el CMRF de Lardero al COVID-19

Uno de los dispositivos que se habilitó como centro intermedio de convalecencia tras las altas hospitalarias, el Centro de Recuperación de Personas con Discapacidad Física (CRMF) de Lardero, cierra hoy sus puertas al COVID-19. En estas instalaciones, los pacientes, ya asintomáticos, han cumplimiento la cuarentena hasta finalizar su completa curación.

Los servicios de Prevención de Riesgos Laborales y de Medicina Preventiva han consensuado esta interesante información, que es un resumen del documento del Ministerio:

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Recomendaciones_uso_mascarillas_ambito_comunitario.pdf

El uso de mascarilla puede ser particularmente relevante en situaciones epidémicas al limitar la excreción de gotas respiratorias de personas asintomáticas pero infectadas, por lo que previene la transmisión del virus a otras personas.

La mascarilla quirúrgica también tiene un efecto protector para el que la usa, si se usa de manera adecuada y asociada al seguimiento estricto de las medidas generales de higiene recomendadas para la prevención de la infección por coronavirus insistiendo en la importancia de la higiene de manos frecuente con agua y jabón o soluciones alcohólicas; mantener la distancia de seguridad (1,5 metros) ; seguir las medidas de higiene respiratoria: al toser o estornudar cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado, usar pañuelos desechables y desecharlos inmediatamente  tras su uso así como evitar tocarse los ojos, la nariz  y la boca.

Hay una serie de riesgos potenciales, que hacen necesario asociar esta recomendación con una campaña informativa intensa de educación y concienciación de la ciudadanía.

  • Auto-contaminación que puede ocurrir al tocar y reutilizar la mascarilla contaminada.
  • Dependiendo del tipo de mascarilla utilizada, posibles dificultades para respirar.
  • Falsa sensación de seguridad, lo que lleva a una posible menor adherencia a otras medidas preventivas como el distanciamiento físico y la higiene de las manos
  • Desvío de los suministros de mascarillas y la consiguiente escasez de mascarillas para los trabajadores de la salud.
  • Desvío de recursos de medidas efectivas de salud pública, como la higiene de manos.

El uso de mascarilla deberá ir siempre asociado al seguimiento estricto de las medidas generales de higiene descritas a continuación:

  • Antes de ponerse una mascarilla hay que lavarse bien las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.
  • Cubrir la boca y la nariz con la mascarilla, ajustando la parte superior flexible a la nariz y cubriendo la barbilla, evitando que haya huecos entre la cara y la mascarilla.
  • Evitar tocar la mascarilla con las manos mientras se lleva puesta, especialmente por su parte frontal, y si se hace lavarse bien las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.
  • Desechar la mascarilla cuando esté húmeda y evitar reutilizar las mascarillas de un solo uso. Las mascarillas quirúrgicas son de un solo uso.
  • Por cuestiones de comodidad e higiene, se recomienda no usar la mascarilla por un tiempo superior a 4 hs. En caso de que se humedezca o deteriore, se debe sustituir por otra.
  • La mascarilla se debe retirar por la parte de atrás tocando solo las tiras, sin tocar la parte frontal y desecharla en un cubo cerrado, nunca tirarla al suelo. Es muy importante lavarse las manos con agua y jabón o con una solución de base alcohólica tras su retirada.

Las mascarillas no deben llevarse al cuello, tampoco se recomienda sacarla o guardarla en el bolsillo o en cualquier otro lugar para volver a ponérsela más tarde.

El Ministerio de Ciencia e Innovación, a través del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), ha concedido la financiación de 73.000 euros para el desarrollo del proyecto de investigación ‘Fibrosis pulmonar residual y capacidad pulmonar en sobrevivientes de SARS-CoV-2´. Este proyecto había sido presentado en abril por el Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR) en el marco de la convocatoria Fondo COVID-19. El proyecto está liderado por José Ramón Blanco, médico adjunto del Departamento de Enfermedades infecciosas del Hospital San Pedro y responsable de la Unidad de Inflamación y Envejecimiento del CIBIR.

Este proyecto de investigación permitirá conocer si las personas infectadas por SARS-CoV-2 que precisaron ingreso hospitalario por su severidad presentan como secuela un mayor grado de fibrosis pulmonar. Esta enfermedad provoca daño en el tejido pulmonar e impide su correcto funcionamiento como consecuencia de los cambios inflamatorios y lesiones cicatriciales derivadas de su patología.

El estudio, en el que participan servicios de enfermedades infecciosas, de neumología y de medicina interna de diferentes hospitales de España, analizará la correlación existente entre los parámetros epidemiológicos, clínicos, analíticos y de función pulmonar con la actividad inflamatoria residual (expresión de las citocinas, quimiocinas y factores de crecimiento, entre otros) en sangre y en esputo.

En el Sistema Nacional de Salud, el número de casos confirmados con infección por SARS-CoV-2 asciende a 221.447 (confirmados por test PCR) de los que 26.070 han fallecido y 128.511 personas ya se han recuperado, según datos del Ministerio de Sanidad de ayer.        

La Rioja

Ayer se notificaron 51 nuevas altas de COVID-19 y el número total de personas dadas de alta asciende a 2.396. La Rioja notificó ayer un fallecimiento por coronavirus, por lo que se eleva a 337 la cifra total de fallecidos con COVID-19. El número de casos activos con COVID-19 en La Rioja es de 1.247; de ellos 108 se encuentran ingresados en hospitales: 96, en planta y 12, en la UCI.

El número reproductivo básico (RO), que mide el promedio de contagios causados por un individuo afectado, es de 0,58. Desde el 8 de abril, La Rioja viene manteniendo un número reproductivo debajo de 1

Desde el inicio de la pandemia, se han atendido 18.996 llamadas relacionadas con COVID-19 en el teléfono de Salud Responde 941 29 83 33. Los equipos de intervención domiciliaria han realizado 3.860 intervenciones. El centro de diagnóstico del CIBIR suma 6.420 pruebas y el centro de FHCalahorra, 1.359. Respecto a los itinerantes, 1.993, el de Rioja Alta y 498, el de Rioja Baja.

La Rioja acumula 3.980 casos confirmados de COVID-19.

Más información en https://actualidad.larioja.org/coronavirus/datos con información y gráficas actualizadas sobre evolución del COVID-19 en La Rioja.

También nos ha gustado mucho este trabajo audiovisual que nos llegó desde el Servicio de Farmacia del Hospital San Pedro, en el que participan muchos de los profesionales que allí trabajan. Ya está colgado en nuestra carpeta denominada Agradecimientos en tiempos de pandemia, en la portada de www.riojasalud.es.

Casi todas comunidades autónomas solicitaban este miércoles el paso a la fase 1 al Ministerio de Sanidad. Y en la comunidad de La Rioja también nos vemos preparados para cambiar de fase.

Creemos que sí estamos preparados para dar esta seguridad a la ciudadanía, porque además de los indicadores epidemiológicos se han aumentado el número de camas UCI y el personal, además de reforzar el papel de la atención primaria.

Atención Primaria, desde la fase más dura, ha dado un paso adelante y ahora vamos a seguir apoyándonos en ella, teniendo en cuenta de que es  necesaria una reorganización de esta atención para dar la atención habitual y los casos paralelos de coronavirus.

Es este nuevo escenario cuento de nuevo con vuestra fortaleza.

GRACIAS

Alberto Lafuente. Director del Área de Salud de La Rioja