En La Rioja, se ha administrado el 100% de la primera dosis a grupo 1 (residencias de personas mayores y discapacitados: personal y usuarios). Está previsto acabar el suministro de la segunda dosis al 100% del grupo 1 a mediados de febrero.

Respecto a los profesionales de Salud, se ha administrado el 100% de la primera dosis al grupo 2 (sanitarios de primera línea) y está previsto acabar el suministro de la segunda dosis al 100% de este grupo priorizado también a mediados de febrero.

Sobre el total de citaciones, no se administró la vacuna a un 3% aproximadamente,  incluyendo tanto a las personas que no se pudieron vacunar como las que no quisieron. Si alguien no pudo vacunarse por motivos médicos en el primer momento, se le reasigna cita para una próxima vacunación y alguien no ha querido, se le vuelve a contactar pasados unos días, salvo que indique lo contrario.

El Plan Operativo de Vacunación en La Rioja se sustenta sobre una reserva estratégica para garantizar el suministro de la segunda dosis y cumplir la pauta de vacunación.

Por José Luis Jalón López. Psicólogo

Si lo buscas, no lo vas a encontrar porque no existe en ningún manual de psicología. El “síndrome de la mandarina”, tiene que ver con la exigencia personal y un juicio propio, que es muy severo y en ocasiones el peor enemigo. Si algún día un compañero lo investigara, se encuadraría dentro de los trastornos psicológicos que se que se corresponden con el resultado de vivencias traumáticas. Algo parecido al “síndrome del impostor”.

Hace unos días, una compañera me contaba mientras lloraba, que en las dos anteriores ocasiones en las que intervino en una planta covid, les daba a alguno de los enfermos una mandarina para que les refrescara. Intentaba animarles y el poco tiempo que le sobraba de la intervención sanitaria, lo invertía en charlar con ellos y tratar de distraerles, lo que también es importante en la intervención. Recordaba sus nombres y sus caras, mientras yo atendía y le proporcionaba un pañuelo para que secara sus lágrimas.

Un día le sobró una de las mandarinas que tenía preparadas porque esa persona a la que iba destinada la fruta había fallecido. Como psicólogo intenté recordar en mi cabeza, la página del libro donde explicaba cómo ayudar a esa sanitaria a mejorar su estado. Como persona, sólo pude decirle que si algún día enfermaba y me ingresaban, me sentiría orgulloso de que con toda la presión que ella tenía, charlara un poquito conmigo y que con todo mi agradecimiento y admiración, me comería la mandarina que ella me diera.

En ocasiones centramos la atención sólo en los aspectos negativos de una situación y nos olvidamos de todo lo positivo que hemos desarrollado en ella. En ocasiones el peor juez, el más implacable y rígido que tenemos somos nosotros mismos. En ocasiones, el “síndrome de la mandarina”, nos atenazará con el próximo paciente al que tratemos de ayudar y nos hará pensar que su sufrimiento, será nuestro fracaso como sistema sanitario y que ya no podremos ayudar a otros.

Pues bien, sólo te hago una pregunta, para que tú te la hagas por si alguna vez sufres “el síndrome de la mandarina”; si estás enfermo, ingresado y ves que todos los profesionales que trabajan en ese centro tratan de multiplicarse para atender a todos los que hay allí, ¿qué pensarías de una persona que además de hacer su trabajo técnico, charla contigo de forma amable para sacarte de la monotonía del ingreso, para distraerte de la preocupación que inunda tu cabeza por la enfermedad que sufres y que todas los días, te lleva una mandarina para que te refresque?

Pues sí. Piensas lo mismo que yo y eso te lo debes reconocer, para que tengas muy claro que la persona a la que has tratado de ayudar, ha sentido emociones buenas que en ocasiones no vienen en los libros y que tu propio juez, dicta sentencias muy duras sobre ti, sin contemplar todo lo meritorio que tienen tus acciones, aunque desgraciadamente, la muerte forma parte de la vida y la acidez cítrica del “síndrome de la mandarina” te haga sentirte poco útil.

 

En el Sistema Nacional de Salud, el número de casos confirmados con infección por SARS-CoV-2 asciende a 2.913.425 (confirmados por test PCR), de los que 60.802 han fallecido y 22.620 han precisado ingreso en la UCI, según datos del Ministerio de Sanidad, a 4 de febrero. 

La Rioja

En La Rioja, desde el inicio de la pandemia hasta ayer, se han registrado 665 fallecimientos.

La incidencia acumulada de ayer se situaba en 1.233.5 (1.247 el día anterior) y los casos activos ascendían a 2.456 (2.410 el día 3). Respecto a la presión hospitalaria, había 218 ingresados por COVID-19 (siete menos que en la jornada anterior): 154 en plantas hospitalarias y 64 pacientes en la UCI.

Más información en https://actualidad.larioja.org/coronavirus/datos con información y gráficas actualizadas sobre evolución del COVID-19 en La Rioja.

Ayer publicábamos una relación de editores que desde el principio de esta pandemia están ofreciendo toda la información actualizada y contrastada sobre el Covid 19 de forma rápida y gratuita.

Hoy mostramos, con un ejemplo, como descargar un artículo relacionado con el Covid-19 desde Pubmed clicando únicamente sobre cualquiera de los accesos posibles como pueden ser el editor, doi, biblioteca de RiojaSalud, ...

Ejemplo:

En Pubmed buscamos el siguiente artículo relacionado con el Covid-19:

Lo podemos descargar:

  • Clicando en el DOI ---Download PDF
  • Clicando en la caja del editor Download PDF
  • Clicando en la caja de la biblioteca Enlaces al artículo (DOI); Enlaces a la revista(Georg ThiemeVerlag)---

En el análisis de los casos notificados a la RENAVE, a nivel nacional, entre las dos primeras semanas de este año, la incidencia semanal acumulada de COVID-19 aumenta un 26%. El mayor ascenso se produce en los menores de 15 años (53%) y en los mayores de 80 años (41%). 

Por CCAA, en la segunda semana de enero se observa una tasa acumulada semanal por encima de 500 casos/100.000 en Castilla La Mancha, Castilla y León, Comunitat Valenciana, Extremadura, Murcia y La Rioja, y entre 250 y 500 casos/100.000 h en Andalucía, Argón, Baleares, Cataluña, Galicia, Madrid y Melilla.

En relación a la tendencia, entre las dos referidas semanas se observa un ascenso significativo de esta incidencia en prácticamente todas las CCAA, siendo este ascenso mayor en Castilla y León (incremento del 75%), Galicia (52%), Andalucía (46%), Asturias (46%) y La Rioja (40%). 

El ámbito más frecuente de exposición se da en el entorno del domicilio (35%).

En la comparación de los indicadores de gravedad entre los casos notificados antes y después del 11 de mayo, se observa que: el porcentaje de hospitalización aumenta con la edad en ambos periodos, pero es menor en todos los grupos de edad después del 11 de mayo, en consonancia con una mayor capacidad diagnóstica en el segundo periodo, de forma que el porcentaje de casos con criterio de ingreso es menor.

El porcentaje y distribución por grupo de edad de los casos ingresados en UCI entre los hospitalizados es similar en ambos periodos, aunque ligeramente inferiores en el segundo.

En enero ya empezaba a tomar pendiente la Tercera Oleada, que inició tímidamente su ascenso en diciembre. Confiemos que con unos datos epidemiológicos más favorables y la estabilización del número de ingresos, podamos iniciar el deseado descenso de esta terrible curva.

Alberto Lafuente Jiménez
Gerente del Servicio Riojano de Salud

Nos podéis enviar vuestras colaboraciones y trabajos a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.