El plan propone una desescalada gradual, asimétrica, coordinada y adaptable a los cambios de orientación necesarios en función de la evolución de los datos epidemiológicos del COVID 19 y del impacto de las medidas adoptadas.

Mañana, Día de la Madre, en el Hospital San Pedro se va celebrar de forma especial. Por una parte, desde el Servicio de Alimentación nos informan de que mañana servirán cordero para comer, una donación de ganaderos riojanos, del proyecto Ganaderos y Solidarios. Además se van a distribuir unos muñecos, tejidos a mano, para entregar a las pacientes en plantas COVID 19, y pastas. La creadora de estas manualidades, Marta Cascante Martínez, nos ha enviado esta carta:

Estimados Señores:

Debido a la actual situación que vivimos, en la que todos debemos mantener unas medidas higiénicas y de distanciamiento social necesarias para salir de esta pandemia, no puedo evitar acordarme de las personas que durante estos días tienen que estar ingresadas en los centros hospitalarios sin poder estar acompañadas.

Cada día de hospital es duro, pero siempre lo es más en fechas señaladas.  Se acerca el día de la Madre, 3 de mayo, y yo como hija y madre, me pongo en el lugar de las mujeres que ese día no podrán tener cerca a las personas que más quieren.  No podrán recibir físicamente ese detalle o ese dibujo o esa nota o ese beso de sus hijos ni poder ofrecérselo a sus madres.

Por eso he pensado que podría hacer un mínimo detalle, un regalito sin valor pero con alma que les pueda animar y que les recuerde que muy pronto volverán a estar en sus casas con sus familias.

He decidido que sean pacientes ingresadas en el Hospital San Pedro porque ha sido un lugar en el que he pasado más de 60 noches como acompañante de la mujer y madre que me enseñó a tejer, que es precisamente así como están realizados estos regalos.  Lugar que, pese a la situación de acompañar a un enfermo terminal, terminó siendo nuestro hogar gracias a la calidad humana de todas las personas, -sanitarios y compañeros pacientes-, con quienes compartimos muchísimo más que una triste historia.  Fuimos felices.

Quedo muy agradecida por la oportunidad que me dan.

Atentamente,
Marta Cascante Martínez

En el Sistema Nacional de Salud, el número de casos confirmados con infección por SARS-CoV-2 asciende a 215.216 (confirmados por test PCR) de los que 24.824 han fallecido y 114.678 personas ya se han recuperado, según datos del Ministerio de Sanidad de ayer.        

La Rioja

Ayer se notificaron 61 nuevas altas de COVID-19 en las últimas horas; el número total asciende a 2.220. Por contra, La Rioja notificó un deceso por coronavirus, con lo que la cifra total de fallecidos es de 333 personas

El número de casos activos con COVID-19 en La Rioja es de 1.386; de ellos 116 se encuentran ingresados en hospitales: 103, en planta y 13, en la UCI.

Desde el inicio de la pandemia, se han atendido 18.400 llamadas relacionadas con COVID-19 en el teléfono de Salud Responde 941 29 83 33.

Por otra parte, los equipos de intervención ante casos de COVID-19 han realizado ya 3.785 PCR en domicilios y residencias. Y hay que contabilizar además 5.966 PCR en el Centro de Diagnóstico Móvil del CIBIR de Logroño. El Centro de Diagnóstico Móvil itinerante de La Rioja Alta suma ya 1.855, mientras que el de La Rioja Baja ha practicado 417 pruebas.

La Rioja acumula 3.936 casos confirmados de COVID-19.

Más información en https://actualidad.larioja.org/coronavirus/datos con información y gráficas actualizadas sobre evolución del COVID-19 en La Rioja.

Esta semana se ha contactado telefónicamente con los 711 hogares riojanos seleccionados al azar para participar en el Estudio Nacional Epidemiológico de la infección por SARS-CoV2 en España (ENE-COVID), impulsado por el Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), para estimar el porcentaje de la población española que ha desarrollado anticuerpos frente al nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

A una parte de los participantes se le realiza hoy, sábado, pruebas serológicas para determinar si tienen anticuerpos frente al virus, en consultas externas del Hospital San Pedro, por parte de enfermeras de atención hospitalaria, para los residentes en Logroño; mientras que las enfermeras de atención primaria lo han hecho en los centros de salud, para las personas del resto de la Comunidad.

A pesar del alivio que se vislumbra en las diferentes fases para volver a la normalidad, hay dos marcadores clave, además de socioeconómicos y de movilidad, para continuar avanzando en esa desescalada, y son los sanitarios y los epidemiológicos.

El avance de la situación epidemiológica será fundamental para determinar si una zona está lista para pasar de fase. Algunos de los indicadores que se tendrán en cuenta serán el número de casos detectados, pacientes hospitalizados, ingresados en UCI y fallecidos, así como el número de pruebas realizadas y sus resultados.

El seguimiento de las capacidades asistenciales, la ocupación en Cuidados Intensivos, la disponibilidad de material de protección, la capacidad de los laboratorios (...) también son indicadores que se tendrán en cuenta.

En este sentido, podemos sentirnos optimistas porque hemos trabajado y lo seguimos haciendo con ahínco para dar la mejor respuesta a la población riojana.

¡Ánimo, queda menos!

Alberto Lafuente. Director del Área de Salud de La Rioja