Recientemente se ha incorporado una iniciativa denominada Consejo Sanitario, tras la reciente unificación de la gestión de llamadas en el teléfono de Salud Responde (941 298 333), para mejorar la atención y agilizar la resolución de consultas asistenciales, como consejos de salud, información relativa a diferentes programas o cómo funciona el sistema sanitario.

El objetivo principal de la puesta en marcha del Consejo Sanitario es desarrollar un modelo de relación y atención sanitaria a distancia, no presencial, centrado en las necesidades de los pacientes, ciudadanos y profesionales sanitarios.

Para poder acceder a este servicio de atención sanitaria liderado por enfermeras, que funciona inicialmente de lunes a viernes, de 8 a 22 horas, el usuario debe marcar el número de teléfono de Salud Responde (9412 298 333) y, elegir la opción Recomendaciones Sanitarias (pulsando el número 2), que reconduce la llamada al personal de enfermería al frente del mismo. 

La asistencia que ofrece el personal de enfermería es protocolizada. Para ello se han elaborado y validado protocolos, basados en la evidencia científica y en la práctica diaria consensuada.

A través de un modelo preguntas-respuestas, la enfermera descarta desde el inicio síntomas de emergencia que derivará directamente al 112, y puede ofrecer el siguiente asesoramiento al paciente:

  • Indicaciones para el manejo sintomático de procesos leves que pueden tratarse en casa.
  • Orientación de la demanda al nivel asistencial más adecuado según la complejidad pertinente.
  • Asistencia en patologías agudas y crónicas: seguimiento o reagudizaciones.
  • Coordinación efectiva con los servicios de emergencia, en caso de urgencia, entre otras funciones.

El Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Servicio Riojano de Salud ha actualizado el documento de Recomendaciones en materia de prevención de riesgos laborales de Junio 2020 así como la definición de medidas de Prevención y Protección a adoptar tanto en la actividad asistencial como no asistencial de los trabajadores del Servicio Riojano de Salud.

En el mismo se incorporan desde disposiciones preventivas como medidas de higiene y organizativas, normas genéricas sobre el uso de equipos de protección individual, orden de puestas y retiradas de equipos de protección (en pacientes en general y en pacientes con COVID-19) en las diferentes unidades hospitalarias.

Recomendaciones en materia de prevención de riesgos laborales para el personal del SERIS

Hoy comienzan las III Jornadas de Comunicación Sanitaria (en modo virtual), con el título "Discurso sanitario en La Rioja: Diario de una pandemia", organizadas por el Gobierno de La Rioja y el Instituto de Estudios Riojanos.

En la conferencia de esta tarde, a las 19 horas, a cargo de Ana Rosa Reinares, doctora en Filología Hispánica y especialista en comunicación sanitaria en Fundación Rioja Salud, se tratará sobre espacios sociosanitarios y pacientes.

En la conferencia de mañana, también a las 19 horas, Mónica Lalanda, médico de Urgencias e ilustradora, hablará sobre el relato gráfico de una pandemia.

Cartel

En el Sistema Nacional de Salud, el número de casos confirmados con infección por SARS-CoV-2 asciende a 1.656.444 (confirmados por test PCR) de los que 45.511 han fallecido y 16.260 personas han precisado ingresar en UCI, según datos del Ministerio de Sanidad, a 2 de diciembre.

La Rioja

En La Rioja, desde el inicio de la pandemia se han registrado 553 fallecimientos. En la jornada de ayer los casos activos se situaban en los 847 (63 menos que la jornada anterior). La incidencia acumulada (IA) por cada 100.000 habitantes en los últimos catorce días se establece en 418,12.

Más información en https://actualidad.larioja.org/coronavirus/datos con información y gráficas actualizadas sobre evolución del COVID-19 en La Rioja.

Begoña Las Heras, supervisora del Paritorio

Todos los profesionales del Paritorio, más aún si cabe en esta nueva situación de pandemia, trabajan para aportar los mejores cuidados y el mayor bienestar tanto a las familias como a los recién nacidos. Tratan de que la familia, al terminar el proceso del parto, quede lo más satisfecha posible. Y sin duda lo consiguen a pesar de la situación epidemiológica que se vive. 

¿Cuáles son los miedos que manifiestan las futuras madres?

Si el embarazo y el parto siempre genera dudas ¿Tendré alguna complicación? ¿Cómo será el parto? ¿Estaremos bien mi bebe y yo?... en esta nueva situación a  los miedos habituales las mujeres han añadido su preocupación acerca de la repercusión que podría tener el virus, tanto en ellas como en sus bebés, si se llegasen a contagiar.

Los padres nos han expresado su inquietud acerca de cómo les puede afectar la pandemia durante el ingreso para el parto. Se hacían pregunta cómo ¿Tengo que llevar mascarilla en el parto? ¿Qué pasará si el día del parto soy Covid positiva?

Recientemente nos llegó la reflexión de unos padres que explica muy bien esta situación “llegamos al hospital con dos ovillos de lana enmarañada, el primero era  el que todos los padres primerizos llevan consigo en el parto. El segundo adicional, era un ovillo de miedo e incertidumbre que fuimos enredando y viendo como crecía en medio de la situación actual…” “… y vemos como cada uno de los profesionales que nos atienden recogen tus ovillos, deshacen los nudos formados, tejen con todos esos miedos, inseguridades e incertidumbre un  precioso jersey del tamaño de tu bebé y te lo devuelven para que hagas algo útil con él”

¿Y cuáles han sido los miedos de las profesionales?

Es un virus nuevo del que se sabe muy poco todavía y el miedo a contagiarse, a contagiar a  los familiares, a los padres mayores, a la pareja, a los hijos está… pero desde el primer momento los profesionales en Paritorio hemos dispuesto de todo lo necesario para protegernos y nos hemos ido adaptando día a día  a los protocolos y recomendaciones que se han publicado en los organismos oficiales.

También trabajamos poniendo toda la atención en las medidas de prevención para preservar la salud de las mujeres y los recién nacidos.

Desde marzo hacemos PCR a todas las mujeres que ingresan en trabajo de parto y a su acompañante. Desde el 9 de octubre Test de Antígenos y PCR a la mujer y a su acompañante.

¿Y si se detecta el COVID-19 en el momento del parto? ¿Cómo se han abordado los partos con COVID?

El cuadro clínico que presentan las embarazadas no parece ser más grave que el resto de la población joven y sana. No hay evidencia de transmisión vertical (madre-hijo en el embarazo) antes, durante, o tras el parto por lactancia materna. El riesgo de transmisión horizontal (por gotas o por contacto), a través de un familiar infectado, es igual que en la población general.

En el momento del parto aunque el resultado del test de Antígeno o la PCR sean positivos no cambia la actuación en cuanto a la terminación del parto y el alivio del dolor con epidural. La diferencia más significativa es la protección que debemos utilizar los profesionales, pero esto no afecta la atención que recibe la mujer.

¿Qué hemos cambiado de marzo a ahora?

Aunque todavía es un virus muy desconocido, se han ido revisando los protocolos para ir adaptándonos a la nueva situación epidemiológica. Continuamos haciendo PCR a la mujer y al acompañante en el parto, y desde hace un mes también test de Antígenos que nos permite tener el resultado en el mismo momento del ingreso. Así podemos discriminar si la mujer o su pareja están en periodo infectivo, lo que nos facilita el trabajo en el proceso del parto.

Y cuando la familia se va a casa, ¿qué se le recomienda? 

Desde el Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital San Pedro se elaboró una hoja informativa de “instrucciones al alta para puérperas con infección por coronavirus” que se entrega a las pacientes. En esta hoja hay información acerca de la lactancia, las medidas  de aislamiento, mediadas de protección tanto del recién nacido como de sus convivientes, los cuidados del recién nacido, así como el manejo de residuos y limpieza de superficies.

Se recomienda que ante síntomas como fiebre> 37.8 ºC y/o dificultad respiratoria se acuda a Urgencias.

Es probable que muchos sobrevivientes de COVID-19 tengan un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad mental, tras un gran estudio que encontró que el 20% de los infectados con el coronavirus son diagnosticados con un trastorno psiquiátrico dentro de los 90 días.

El estudio, publicado en la revista The Lancet Psychiatry, analizó los registros médicos electrónicos de 69 millones de personas en Estados Unidos, incluidos más de 62,000 casos de COVID-19. Es probable que los hallazgos sean los mismos para aquellos afectados por COVID-19 en todo el mundo, dijeron los investigadores.

En los tres meses posteriores a la prueba positiva de COVID-19, se registró que 1 de cada 5 sobrevivientes tenía un diagnóstico por primera vez de ansiedad, depresión o insomnio. Esto fue aproximadamente el doble de probable que para otros grupos de pacientes en el mismo período, dijeron los investigadores.

Médicos y científicos de todo el mundo necesitan investigar urgentemente las causas e identificar nuevos tratamientos para las enfermedades mentales que llegan tras el coronavirus, al igual que los servicios de salud debemos de prepararnos para combatir esta secuela de la enfermedad.

Alberto Lafuente Jiménez
Gerente del Servicio Riojano de Salud

Nos podéis enviar vuestras colaboraciones y trabajos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.