La seguridad alimentaria ha evolucionado extraordinariamente en los últimos años. Superada la primera fase en que la preocupación era la relativa a la disponibilidad de alimentos básicos, la preocupación actual es que estos sean seguros, inocuos, saludables.

Para dar respuesta a ello, hay que usar herramientas como la planificación, por ello, La Rioja cuenta con un Plan plurianual de control oficial de alimentos 2016-20, que establece y describe cómo debe ser y cómo se lleva a cabo, el control oficial de los alimentos.

El Plan abarca el periodo comprendido entre el 1 de enero de 2016 al 31 de diciembre de 2020 y contiene información general sobre la estructura y organización del sistema de control de alimentos y de bienestar animal.

Por medio del plan se persigue:

  1. Mantener un elevado nivel de protección de la salud humana, la sanidad vegetal y la seguridad alimentaria.
  2. Tener una organización de los controles oficiales para vigilar y verificar que los requisitos legales se cumplen cubriendo todas las etapas de producción, transformación y distribución de los alimentos, garantizando al tiempo:
    1. La aplicación eficaz y eficiente de los mismos.
    2. La coordinación.
    3. Que los controles oficiales se lleven a cabo periódicamente, en función del riesgo y con una frecuencia apropiada.
    4. La imparcialidad, la calidad, la coherencia y la transparencia.
  3. Asegurar que La Rioja tiene un sistema eficaz de controles oficiales, de seguimiento y verificación del cumplimiento de la legislación en materia de alimentos y la normativa sobre bienestar de los animales.

Así, de forma general el objetivo del plan plurianual de control oficial de alimentos de La Rioja, es garantizar que se efectúan controles oficiales con el fin de que se cumplan los requisitos establecidos por la legislación vigente en materia seguridad alimentaria, evitando o sometiendo a control, aquello que pudiera suponer directa o indirectamente un peligro para la salud de los consumidores.

Para alcanzar el logro de este objetivo se desarrollan 16 programas:

  • Programa nº 1 de control general de establecimientos alimentarios.
  • Programa nº 2 de control de los autocontroles en establecimientos alimentarios.
  • Programa nº 3 de control del bienestar animal en mataderos
  • Programa nº 4 de control de mataderos
  • Programa nº 5 de control sobre información general en alimentos
  • Programa nº 6 de control de ingredientes tecnológicos en alimentos
  • Programa nº 7 de control de alérgenos y sustancias presentes en los alimentos que provocan intolerancias
  • Programa nº 8 de control de alimentos biotecnológicos (OMG)
  • Programa nº 9 de complementos alimenticios
  • Programa nº 10 de control sobre criterios microbiológicos de seguridad alimentaria
  • Programa nº 11 de control de anisakis
  • Programa nº 12 de control de micotoxinas
  • Programa nº 13 de control de contaminantes abióticos
  • Programa nº 14 de control de materiales en contacto con alimentos
  • Programa nº 15 de control de residuos de plaguicidas
  • Programa nº 16 de control de residuos de medicamentos veterinarios

Además, España, de acuerdo con el Reglamento (CE) Nº 882/2004, que establece que todos los países de la Unión europea tienen que disponer de un único plan nacional de control plurianual integrado, dispone de un Plan Nacional de Control Oficial de la Cadena Alimentaria.

Plan Nacional Control de la Cadena Alimentaria