Sanidad ambiental

El entorno que nos rodea y la salud, están íntimamente relacionados. El aire que respiramos, el agua que consumimos, los alimentos que comemos, el entorno de trabajo o el interior de los edificios en los que pasamos la mayor parte de nuestras vidas tienen una gran implicación en nuestro bienestar y en nuestro estado general. Por ese motivo, la calidad y la salubridad de nuestro entorno son vitales para una buena salud.

Seguridad alimentaria

La seguridad alimentaria ha evolucionado extraordinariamente en los últimos años. Superada la primera fase en que la preocupación era la relativa a la disponibilidad de alimentos básicos, la preocupación actual es que estos sean seguros, inocuos, saludables y con la información necesaria hacia los ciudadanos para que tengan capacidad de elegir, en términos de salud, que consumir.