Las diez claves de la lactancia (OMS)



La lactancia materna es el modo natural de alimentar a tu bebé. La base de una alimentación sana, correcta y equilibrada tiene su fundamento en la leche materna, exclusiva hasta los 6 primeros meses de vida, con otros alimentos hasta los dos años de edad y, después, hasta que la criatura y la madre lo deseen, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además está disponible en todo momento, es gratuita, y se presenta caliente, higiénica y a punto de consumir.

La mayoría de las madres están preparadas y tienen suficiente leche para amamantar, aunque se necesita práctica y paciencia. La matrona, enfermera y pediatra son los profesionales que mejor te pueden ayudar en situaciones de mayor dificultad. También los grupos de autoayuda de padres y madres, que con su conocimiento y experiencia te apoyan y acompañan durante el proceso de la lactancia.

1
Amamanta pronto, cuanto antes mejor. Amamantar precozmente facilita la correcta colocación al pecho.
2
Ofrécele el pecho a menudo, día y noche. Hazte a la idea de que pasarás mucho tiempo amamantando a tu bebé durante estas primeras semanas. Una criatura recién nacida normalmente mama de 8 a 12 veces en 24 horas. No mires el reloj y dale el pecho cada vez que busque o llore, sin esperar a que “le toque”.
3
Asegúrate de que succiona eficazmente y que la postura sea correcta.
4
Permite que mame del primer pecho todo lo que desee, hasta que lo suelte. Unas veces lo querrá, otras no. Así, tomará la leche que se produce al final, rica en grasas y calorías como el postre, y se sentirá satisfecho y satisfecha. Después ofrécele el otro.
5
Cuanto más mame, más leche producirás. No es necesario sentir el pecho lleno, la leche se produce durante la toma gracias a la succión del bebé.
6
Evita biberones “de ayuda” o de suero glucosado, les llenan y minan su interés por mamar, por lo que el bebé succiona menos y producirás menos leche.
7
Evita el chupete, al menos durante las primeras semanas, hasta que la lactancia esté bien establecida. Una criatura recién nacida ha de aprender bien cómo mamar, las tetinas artificiales del biberón o el chupete pueden dificultar este aprendizaje.
8
Recuerda que también maman por razones diferentes al hambre, como por necesidad de succión o de consuelo.
9
Cuídate. Solicita ayuda a las personas de tu alrededor.
10
Busca ayuda, los grupos de apoyo de madres y padres tienen la información y el asesoramiento que toda madre lactante necesita.